• twitter
  • Facebook

El 31 de mayo se conmemora el Día Internacional sin tabaco como una forma de generar conciencia en torno a las consecuencias que puede tener su consumo. 

El tabaquismo es una enfermedad que puede ser factor de riesgo en otros padecimientos, a pesar de afectar principalmente el sistema respiratorio. Cada año mueren 8 millones de personas como consecuencias de las enfermedades ocasionadas por este padecimiento, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2019.

El tabaquismo y la COVID-19 podrían ser consideradas como las dos pandemias del siglo XXI, ya que en el mundo hay mil 100 millones de consumidores de tabaco, mientras que, en 6 meses ha habido casi 5 millones de casos de COVID-19. 

Fumar implica tener mayor probabilidad de contraer SARS-CoV-2 y de tener un pronóstico menos alentador, ya que debilita el sistema inmune y nos hace más propensos a padecer alguna enfermedad como las ocasionadas por los coronavirus

Tanto el uso de cigarro convencional como del electrónico, implica un riesgo más grande de ser contagiado en la actual pandemia, ya que el humo del tabaco y el aerosol de los vapeadores puede transportar el virus.

Con información de la Dra. Guadalupe Ponciano, Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo, Departamento de Salud Pública, UNAM.

.

.

.