• twitter
  • Facebook

 

 

Existen dos tipos de diabetes que son muy frecuentes, la tipo 1 y tipo 2.

 

Diabetes tipo1

Se presenta principalmente en niños y adolescentes, aunque en algunos casos puede aparecer en una etapa posterior de la vida. Se caracteriza por una carencia absoluta de insulina ya que no se produce en el cuerpo, por lo que las personas que la padecen necesitarán inyecciones de insulina durante toda la vida, su manifestación es brusca y generalmente las personas que padecen este tipo de diabetes tienden a tener un peso normal o ser delgadas. Los síntomas que presenta son sed, ganas excesivas de orinar u orinas involuntarias, infecciones vaginales en mujeres adolescentes y pérdida de peso con retraso del crecimiento. No es posible prevenirla. Requiere de la administración de insulina como tratamiento permanente y se debe tener un control en la ingesta de alimentos de acuerdo a las dosis de insulina que se prescriben, así como del ejercicio físico que se realiza para evitar una descompensación en el paciente. En este caso no se utilizan medicamentos cuya función sea la de reducir los niveles de glucosa en la sangre, puesto que hay una carencia absoluta de insulina.

 

Diabetes tipo 2

En algunos casos, la insulina que produce el organismo no es suficiente o es de mala calidad, por lo que puede o no administrarse insulina de acuerdo a las características específicas de cada paciente. Se presenta principalmente en adultos mayores de 30 años aunque no se descarta su aparición en niños y adolescentes. Si manifestación es paulatina y se vuelve crónica, suele afectar a personas con problemas de obesidad o sobrepeso. Generalmente es una enfermedad asintomática y los síntomas que llega a presentar son los mismo que en el caso de la Diabetes Tipo 1 a excepción de las orinas involuntarias. Su prevención requiere de un estilo de vida sano que incluya una dieta saludable, baja en grasas y azúcares, y ejercicio físico. Puede o no necesitar la administración de medicamentos hipoglucemiantes, aquellos que sirven para reducir la glucosa en la sangre, de acuerdo a cada caso de los pacientes cuando su organismo no responde ante las medidas de alimentación y ejercicio.

 

 

Con información de Cristian Joshua Hernández González, Médico Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina, UNAM.

Fuentes: 

 

http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/457_GPC_DM1_nixo_y_adolescente/GPC_RR_DMT1_12-04-11_-_final_copia.pdf

http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/718_GPC_Tratamiento_de_diabetes_mellitus_tipo_2_/718GER.pdf

http://fmdiabetes.org/wp-content/uploads/2019/01/ada-2019.pdf

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diabetes

https://www.who.int/diabetes/action_online/basics/es/index1.html

https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/254649/9789243565255-spa.pdf;jsessionid=78D82601106AEF296015FA327F45253A?sequence=1

http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/718GER.pdf