¿Qué es la próstata y qué función tienen en el cuerpo?

La próstata es una glándula cuya finalidad es producir y liberar sustancias químicas utilizadas por el organismo. Constituye una parte del aparato reproductor masculino y produce el líquido prostático, el cual sirve como transporte de nutrientes y medio de supervivencia de los espermatozoides, conformando el semen. 

¿Qué es el cáncer de próstata?

El cuerpo humano está constituido por múltiples células que se dividen periódicamente, remplazando a las envejecidas o muertas, en este proceso debe haber un equilibrio que se regula por diferentes mecanismos, que indican cuándo la célula debe dividirse. Cuando estos mecanismos se alteran puede ocurrir una división incontrolable de células, cuya consecuencia es la proliferación anormal de las mismas que da lugar a un tumor, si las células que forman el tumor, tienen capacidad de invadir tejidos de órganos alrededor o de irse a otras partes del cuerpo (metástasis), se denomina cáncer o tumor maligno.

¿Presenta síntomas?

Como la mayoría de los tumores malignos, no suele presentar síntomas en sus fases iniciales, por ello es importante el diagnostico oportuno. Los síntomas locales que pueden llegar a presentarse son:

  • Urgencia para orina
  • Pérdida involuntaria de orina
  • Aumento de la frecuencia al orinar
  • Micción dolorosa
  • Retardo en el inicio de la orina
  • Disminución de la fuerza del chorro de orina
  • Retención urinaria 
  • Sensación de querer orinar más
  • Orina o semen con sangre
  • Diminución del volumen del semen eyaculado 
  • Disfunción eréctil 

Otros síntomas que suelen presentarse en etapas avanzadas son:

  • Pérdida de peso o apetito
  • Dolor óseo (en pelvis o espalda)
  • Anemia
  • Piernas inflamadas

El cáncer de próstata aumenta su frecuencia con la edad, correspondiendo a un 75% de los casos a hombre mayores a los 65 años. Sin embargo, cada vez se presenta más frecuentemente en hombres de 50 años en adelante. 

Causas o factores de riesgo

Las causas que originan esta enfermedad permanecen desconocidas, sin embargo, algunos factores de riesgo genéticos y ambientales que desempeñan un papel importante en el desarrollo de este cáncer son:

  • Herencia: es el factor que más prevalece, se estima que un 10% de los cánceres de próstata puede presentar un componente hereditario. Hay estudios que han demostrado que aquellos hombres con antecedentes familiares de primer grado (padres o hermanos) con cáncer de próstata, presentan un riesgo dos veces superior de padecerlo. 
  • Raza: los escandinavos son los que mayor incidencia presentan.
  • Edad: es una enfermedad que afecta a los hombres de edad avanzada, aumentando el riesgo de padecerlo a medida que envejecen. 
  • Hormonal: el inicio y progresión de este cáncer puede estar influenciado por las hormonas andrógenas (testosterona). 
  • Dieta: hay evidencia de que las dietas con alto contenido de grasas aumentan el riesgo de cáncer de próstata.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratarlo a tiempo¿Qué otros órganos puede afectar el cáncer de próstata?

Suele afectar a otras partes del cuerpo como los huesos, pulmones, hígado, cerebro y en forma menos frecuente en las glándulas suprarrenales, mamas, ojos, riñones, páncreas, glándulas salivales, vaso, vejiga y músculos.

¿Cómo puede prevenirse?

No se puede prevenir, sin embargo, se recomienda evitar la obesidad, consumo de alcohol, dejar de fumar, evitar el consumo de grasas animales, lo cual representan una actitud muy aconsejable. 

¿Cuáles son las consecuencias de no tratarlo a tiempo?

Es importante el diagnostico oportuno, ya que la mayoría de los canceres en sus etapas iniciales son curables, por ello se recomienda un examen anual a partir de los 50 años o de los 45 en caso de tener antecedentes hereditarios. Cuando el cáncer no se detecta a tiempo, el tratamiento ya no suele ser curativo, sino paliativo.  

En México es el tumor más frecuente en los hombres, se presenta hasta en un 13.1%. Tan solo en 2018 se reportaron cerca de 25 mil nuevos casos de cáncer de próstata. 

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticarlo, el urólogo realizará una serie de preguntas para conocer antecedentes y sintomatología, el tacto rectal y un estudio de niveles de antígeno prostático. En caso de que exista alguna anomalía, es muy probable que se aconseje someterse a un ultrasonido rectal, junto con la realización de una biopsia para llegar a un diagnostico que excluya o confirme la presencia de cáncer. También se pueden hacer tomografías computarizadas, escáner, gammagramas óseos o PET/CT. 

¿Qué tratamientos existen para combatirlo?

Cuando se detecta en etapas iniciales hay múltiples opciones para su tratamiento como la prostatectomía radical, radioterapia, manejo con medicamento de tipo hormonal, congelamiento de la próstata, nanomoléculas, terapia fotodinámica, entre otros, pero cada caso debe tener indicaciones precisas del urólogo y debe ser un tratamiento individualizado. 

Con información del Dr. Carlos Pacheco Gahbler, jefe de División de Urología y director del Programa de Cirugía Robótica del Hospital General “GEA González”. Académico de posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.