• twitter
  • Facebook

 

 

El ácido acetilsalicílico o también conocido como aspirina es un medicamento de gran ayuda en pacientes con problemas cardiovasculares ya que su función antiplaquetaria evita que se formen coágulos o trombos en el momento en que se rompe el cúmulo de sarro de una arteria tapada por colesterol y calcio.

Este compuesto ha ayudado a salvar muchas vidas a lo largo de su historia y puede mejorar el pronóstico de evitar daño al corazón hasta en un 30% cuando se sufre un infarto.

La administración de cualquier medicamento, incluyendo la aspirina, debe supervisarse por un médico, ya que también tiene contraindicaciones, reacciones y riesgos, por lo que sólo un profesional de la salud puede prescribirlo de acuerdo al diagnóstico de cada paciente.

Recuerda asistir a consulta médica por lo menos una vez al año y realizarte los estudios pertinentes de sangre para que el médico evalúe tu estado de salud.

 

 

Con información del Dr. Álvaro Contreras Villaseñor, Médico Adscrito de Hemodinamia del Centro Médico «Siglo XXI».