El arte requiere de musas, o al menos eso ha demostrado la historia. Sin embargo, es curioso que las musas de algunos de los más grandes exponentes artísticos a nivel mundial fueran precisamente sus padecimientos. Y es que mientras unos sufren depresión, hartazgo o ira por no mantener su salud, otros aprovecharon su condición para dejarnos algunos de las creaciones más alabadas por la crítica, nos explica el doctor Gabriel Oshea Cuevas.

A continuación te presentamos a cinco artistas cuyo trabajo seguramente reconocerás.

 

Foto: Claudia B.

  1. Frida Kahlo/Fibromialgia

En su diario se encontró un dibujo de ella misma donde aparece desnuda. En éste, aparecen 11 flechas que señalan las partes de su cuerpo más vulnerables. Estas 11 zonas corresponden a sitios anatómicos llamados “puntos sensibles”, que en la actualidad son característicos en las personas con fibromialgia.

 

 

 

2. Beethoven/Sordera

 El músico comenzó a perder la audición a los 28 años, y fue hasta 20 años después que quedó sordo por completo. Esto no impidió que siguiera dedicándose a la composición artística, sino que modificó su estilo y lo refinó. Una de sus más celebradas obras es la Sinfonía No. 9, que compuso cuando ya estaba completamente sordo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 3. Van Gogh/Daltonismo

Historiadores de arte, neuropsiquiatras y oftalmólogos han coincidido en que el artista podría haber tenido dificultad en la percepción de los colores (daltonismo) e incluso se ha sugerido que también padecía xantopsia, una alteración en la percepción de los colores en la cual todos los objetos tienen un tono amarillento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Louis Braille/Ceguera

El pedagogo que diseñó un sistema de lectura para personas con discapacidad visual perdió la vista a la edad de tres años. Tras un accidente en el taller de su padre, se infectó el ojo derecho, que también dañó su ojo izquierdo, lo cual le ocasionó una ceguera irreversible.

 

 

 

 

 

 

 

 

5. Mozart/Faringitis

 

Un grupo de investigadores británicos, austriacos y holandeses realizó una investigación en 2009 que reveló que la posible causa de muerte del compositor fue una enfermedad renal provocada por una infección (probablemente de garganta), es decir, una faringitis. Durante su padecimiento, el músico compuso Requiém, para el momento de su muerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share Button

Comentarios