De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la gripe se define como una infección vírica que afecta principalmente a la nariz, a la garganta, a los bronquios y, ocasionalmente, a los pulmones. Esta infección dura generalmente una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, dolor de cabeza, tos seca, dolor de garganta y rinitis, que sin duda, nos orilla a quedarnos en la cama a la espera de alguien que esté dispuesto a cuidarnos, por ejemplo, nuestras abuelas.

Existen muchas falsedades entorno a las enfermedades, y uno de los padecimientos que se rodea de más creencias erróneas es la gripe. Por ello, el doctor Eduardo Esquivias, médico de la Universidad Nacional Autónoma de México, desmiente algunos mitos más comúnmente usados:

  1. Si no te pones suéter seguro te dará gripe por el frío

La gripe no se contagia por estar en el frío. Lo que en realidad sucede es que en esta época pasamos más tiempo en lugares cerrados donde el contagio es más probable. Cuando personas enfermas tosen o estornudan, transmiten el virus a otras personas por medio de las pequeñas gotas de saliva que se expulsan. Si diera gripe por el frío, los esquimales vivirían permanentemente enfermos. Lo sentimos abuelas.

  1. Comer muchos limones y naranjas evitará que te enfermes

Comerlos en exceso no te ayudará mucho pues aunque la victamina C, presente en principalmente en los cítricos es un antioxidante que ayuda a reforzar el sistema inmune, no te exenta de contagiarte.

  1. Si te lavas las manos o usas gel antibacterial te salvas del contagio

Es una realidad que si mantienes tus manos limpias, la posibilidad de contagio entre tú y otra persona se reduce, sin embargo, no sedescarta.

  1. Las vacunas tienen virus, por lo tanto te enfermarás

Las vacunas están hechas de virus inactivos, por lo tanto no hay probabilidad de enfermes al recibirla. Existen vacunas para dos de los tres tipos de virus de gripe más comunes (A y B).

  1. Si fumas estás más expuesto a padecer gripe

El tabaco irrita la mucosa del tracto respiratorio, por lo que el virus causa más daño y refuerza los síntomas.

  1. No debes tomas bebidas frías

Si tu garganta está irritada e inflamada, el contacto con alimentos fríos reducirá la irritación e inflamación, disminuyendo también el dolor.

  1. Te enfermaste porque tus defensas están muy bajas

Aunque el deterioro del sistema inmunológico sí puede hacer que seas más propenso a enfermarte pues al estar débil no “pelea” de la misma manera contra los agentes patógenos, el proceso de contagio de la gripe es más complejo y no sólo se debe a esto.

  1. La miel es buena para tu garganta y disminuir la tos

Es parcialmente cierto. Es un remedio tradicional que se emplea para el dolor de garganta  y, mezclada con leche o con limón, ayuda a disminuir la tos. Produce un alivio momentáneo y su uso es tan eficaz como el de un medicamento contra la tos, además es más barata y sin efectos adversos.

 

Con información del Dr. Eduardo Esquivias, Médico de la Universidad Nacional Autónoma de México, esquivias49@gmail.com

 

 

Articulos relacionados

Comentarios