El síndrome de ojo seco se trata de la sensación de un cuerpo extraño o arenilla en la superficie de los ojos, cansancio ocular, enrojecimiento y visión borrosa. Se caracteriza por la disminución de la producción de la lágrima, ya que se alteran sus componentes y su calidad. El sector más afectado se constituye por mujeres mayores de 50 años y esta enfermedad es de las primeras causas de consulta oftálmica.

Aún se desconocen todas sus causas, se han asociado algunas infecciones como conjuntivitis alérgica, los altos índices de contaminación y el hecho de fijar la atención en algo y disminuir el parpadeo al momento en que miramos fijamente una pantalla, un libro o tan solo en una asistencia a algún evento.También se ha identificado como manifestación de enfermedades autoinmunes o reumatológicas como artritis, lupus o vasculitis.

Este síndrome puede generar complicaciones en la piel de la superficie del ojo por la falta de lubricación. Los grados de afectación son leve, moderado y severo, y dependiendo de ello, se administran lubricantes oculares, ungüentos antiinflamatorios o medicamentos por vía oral. Actualmente no hay un lubricante que pueda sustituir en su totalidad a la lágrima natural, por lo que se están realizando estudios de la microbiota y el microbioma de la superficie del ojo para mejorar la composición de estos medicamentos.

Las infecciones muy severas o avanzadas pueden producir úlceras corneales, dolor y pérdida de la visión. En estos casos se puede realizar un trasplante de córnea.

Para realizar un diagnóstico preciso se requiere de pruebas clínicas dentro del consultorio, éstas miden el tiempo que tarda la lágrima en romperse y el uso de sustancias que pintan la lágrima de ciertos colores revelan su calidad.

Se recomienda asistir a consulta con un oftalmólogo por lo menos una vez al año, aún sin presentar molestias.

 

 

Con información de la Dra. Jazmín Lucero Pedro Aguilar, Jefa del Departamento de Banco de Ojos, Instituto de Oftalmología Fundación Conde de Valenciana IAP.

Artículos relacionados

Comentarios