Vincent Willem van Gogh fue un pintor originario de los Países Bajos del siglo XIX, considerado uno de los grandes maestros de la historia del arte. 

Entre sus más de 900 pinturas, la paleta de amarillos fue la que más utilizó, ¿pero en realidad era este color el que mejor manifestaba sus emociones? o ¿fue un padecimiento como la Xantopsia, el que le hacía percibir la realidad de este color?

Aunque no se sabe con certeza si Van Gogh la tuvo o no, sus cuadros resultan ser una excelente forma de ilustrar el mundo de las personas que la padecen.  

La Xantopsia es el nombre con el que se denomina al fenómeno por el que una persona comienza a ver todo en tintes amarillos.

Se le conoce desde hace más de 2,000 años, los romanos hablaban de ella, aunque la trataban casi como sinónimo de enfermedad mental.

Es un tipo de cromatopsia, es decir, un trastorno de la visión que hace que se perciba la realidad en un solo color. No constituye una enfermedad en sí misma, solamente es un síntoma que puede tener varios orígenes.

Entre las causas las más frecuente son efectos secundarios de algunos fármacos como los digitálicos, otras pueden ser cataratas o ictericia.

Estas personas además de ver al color blanco más amarillento, verán a los azules en un tono mucho más verdoso.

Al interrumpir el uso del digitálico, o al curar la enfermedad que esté provocando la xantopsia, dicha alteración desaparece.

Bibliografía

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Comentarios