Se trata de una terapia que se utiliza, principalmente en las extremidades del cuerpo, para la rehabilitación de algunas lesiones musculares y traumatismos. Consiste en la aplicación de manera alterna de baños de agua caliente y fría, únicamente en la zona lesionada.

La diferencia de temperatura producirá vasodilatación y vasoconstricción que estimulará la circulación sanguínea local, lo cual mejorará la circulación sanguínea y oxigenación de los tejidos.

Para su aplicación, primero se sumerge en agua caliente o templada (37°-39°C) de 5 a 7 min y después en agua fría o fresca (15°-20°C) de 15 a 20 seg. Se repite el proceso una o varias veces en sesiones de 20 minutos aproximadamente.

Bibliografía:

  1. Martín J. (2008) Agentes Físicos Terapéuticos. La Habana. Editorial Ciencias Médicas.
  2. Cochrane J. (2004) Alternating hot and cold water inmersion for athlete recovery a review. Physical Therapy in Sport 5, 26-32.
  3. Fisucus K, Kaminski T., Power M. (2005) Changes in lower-leg blood flow during warm-cold and contrast water therapy. Arch Phys Med Rehabil (86) 1-7.

Con información de: Mtro. Igor Salinas Sánchez; L.Ft. Samantha Zurita Martínez; P.Ft. Xochiquetzal Tejada Castellanos

 

 

 

Artículos relacionados

Comentarios