Aunque han existido desde hace mucho tiempo, en el 2009 los geles antibacteriales se pusieron “de moda”. Se trata de una sustancia que actúa ante diferentes microorganismos, como bacterias, hongos y virus, dependiendo de los componentes que tenga.

Se recomienda utilizarlos de forma homogénea dentro de toda la mano, entre los dedos y dejarlo para que se seque y actúe entre 15 y 20 minutos, sin utilizar toallas o servilletas.

A nivel hospitalario estas sustancias desinfectantes previenen todas las infecciones asociadas a la atención en salud, como neumonías, gastroenteritis, etcétera.

No sustituyen el lavado de manos tradicional con agua y jabón, pero son una alternativa ya que respecto al número de microorganismos que matan, ambos son muy similares.  

 

Con información del: Dr. Roberto Cabrera Contreras, Jefe de laboratorio de Patogenicidad Bacteriana, Investigación Biomédica Básica, Facultad de Medicina

 

 

 

Artículos relacionados

Comentarios