La hipertensión es una enfermedad crónica y degenerativa que deteriora la salud en el transcurso de los años. Afecta principalmente al sistema cardiovascular, los riñones y el cerebro. Normalmente, la presión del cuerpo debe ser de 120/80 mmHg para proveer la sangre necesaria a todos los tejidos y órganos, si rebasa los 130/90 mmHg en más de tres ocasiones consecutivas, se realizará el diagnóstico como hipertensión.

 

Con información del Dr. Álvaro Contreras Villaseñor, Médico Adscrito de Hemodinamia del Centro Médico Siglo XXI y Docente de la División de Posgrado de la Facultad de Medicina, UNAM

Artículos relacionados

Comentarios