Todos los actos creativos son inconscientemente concebidos por el cerebro, sin embargo no se dan de la noche a la mañana, es necesario educar y entrenar nuestro cerebro para que podamos ser personas creativas e innovadoras. El estudiar, leer libros, hacer ejercicio y en general aprender cosas nuevas son las claves para ser más imaginativos y si a esto le sumamos esfuerzo y disciplina, se tendrá un cerebro más preparado para crear e innovar en diversos ámbitos.

Con información del Dr. Ranulfo Romo Trujillo, Investigador del Instituto de Fisiología Celular, de la UNAM.

Artículos relacionados

Comentarios