La tripofobia es un malestar que genera la sensación de horror, asco, picazón, comezón, inquietud o “piel de gallina” al ver imágenes de hoyos o figuras geométricas muy repetitivas y juntas. Sin embargo, existe un debate entre los especialistas sobre si se puede considerar como una fobia o no, ya que a diferencia de estas, la tripofobia no provoca un pánico incapacitante, algunos concluyen que se trata de una sugestión como parte de un mecanismo natural de protección ante algunos bichos peligrosos como hormigas o abejas entre otros.

 

Con información del Dr. Benjamín Guerrero, Coordinador clínico del programa de salud mental del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina, UNAM.

 

 

Articulos relacionados

Comentarios