En el marco del día de muertos, rendimos homenaje al famoso pintor Diego Rivera, cuyo nombre completo era Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez. Nació el 8 de diciembre de 1886 en Guanajuato. Tan sólo con diez años de edad ingresó a la Academia de San Carlos. En 1907, después de su primera exposición individual, recibió una beca para estudiar en España y al año siguiente se instaló en París. Entre 1913 y 1917 realizó un importante número de obras cubistas. Cuatro años después realizó un viaje a Italia donde aprendió técnicas que le darían mayor énfasis a su propio estilo, en el mismo año volvió a México por segunda vez y colaboró para promover e impulsar las riquezas culturales de México.

Durante 1922 realizó su primer mural en el interior del Anfiteatro Bolívar de la Escuela Nacional Preparatoria, uno de los recintos de espectáculos más importantes de México. A partir de entonces, Diego Rivera creó diversos murales en México y en Estados Unidos, como El hombre de la encrucijada en 1933 para el edificio Rockefeller Center de Nueva York, mismo que fue censurado y destruido por pintar en él un retrato de Lenin.

Después de dos divorcios, en 1929 contrajo matrimonio con la famosa pintora Frida Kahlo, quien falleció en 1954, al siguiente año le diagnosticaron cáncer a Diego Rivera y finalmente falleció el 24 de noviembre de 1957 por una insuficiencia cardiaca, pero…

¿Qué es la insuficiencia cardiaca?

La insuficiencia cardiaca se da cuando el corazón no es capaz de cumplir eficazmente con la función de bombear la sangre a todo el organismo para proveer los nutrientes que necesitan los órganos del cuerpo. Se origina cuando hay daño por alguna circunstancia propia o externa del corazón.

De entre muchas causas, estas son las más frecuentes:

  • Hipertensión
  • Arritmia
  • Obstrucción de las arterias del corazón (infarto)
  • El consumo de algunos fármacos
  • Algún virus
  • Radiación y quimioterapia
  • Enfermedades pulmonares
  • Enfermedades autoinmunes
  • Nacimiento con problemas en las válvulas cardiacas
  • Problemas estructurales del corazón

En gran parte se relaciona con el infarto porque hay una pérdida del balance en el consumo y aporte de oxígeno del corazón, ya que este sucede cuando las arterias del corazón se tapan por colesterol, diabetes o ácido úrico.

El síntoma más común de la insuficiencia cardiaca es la sensación de la falta de aire, o también llamada disnea, que en las etapas iniciales se manifiesta al hacer esfuerzos como correr, subir escaleras o caminar. La enfermedad va progresando y en etapas avanzadas, los pacientes presentan la falta de aire con sencillas actividades cotidianas como el vestirse, bañarse o incluso comer. Otros signos asociados puede ser hinchazón de piernas y cara, ruidos anormales en los pulmones al momento de respirar por la presencia de líquido en ellos, el crecimiento del hígado y la dilatación de las venas del cuello.

Esta enfermedad puede generar incapacidad para trabajar ya que ocasiona una enorme cantidad de consecuencias a distintos órganos del cuerpo como el riñón, los pulmones y el cerebro, hasta provocar la muerte.

Cuando la insuficiencia cardiaca es secundaria a otra enfermedad, por ejemplo, algún proceso obstructivo, el paciente puede mejorar, incluso sanar si se retira el factor desencadenante; lo mismo ocurre cuando el problema es a nivel válvulas cardiacas, pues remplazándolas el problema se resuelve.

Para diagnosticar esta enfermedad es necesaria una serie de estudios clínicos o de imagen e intervención médica, incluido el uso de cateterismo cardiaco. Una vez que se diagnostica la insuficiencia cardiaca, el tratamiento debe ser integral y dependerá mucho de encontrar la causa específica que la origina en el paciente para determinar el tratamiento más adecuado. Estos pacientes requieren de un seguimiento continuo y de la prevención de otras enfermedades metabólicas o respiratorias. Las etapas avanzadas de esta enfermedad demandan tratamientos intrahospitalarios y más complejos.

En el mundo occidental, 1 de cada 6 pacientes de más de 65 años que están en urgencias tiene insuficiencia cardiaca y es una de las primeras causas de hospitalización en personas mayores.

Con información del Dr. Álvaro Conteras Villaseñor, Médico adscrito de Hemodinamia del Centro Médico Siglo XXI y Docente de posgrado de la Facultad de Medicina, UNAM, dr.alvarocontreras@gmail.com

Articulos relacionados

Comentarios