El cáncer de mama se define como un crecimiento rápido, anormal y sin límite de las células del tejido mamario, es la primera causa de mortalidad en mujeres a nivel mundial, pero tiene el 93% de probabilidades de curarse si se diagnostica en etapa temprana. A pesar de que la posibilidad de padecerlo comienza, en promedio, a partir de los 20 años y aumenta considerablemente hacia los 40 años, se han dado algunos casos en niñas o adolescentes mayores de 10 años.

Es de suma importancia que una mujer comience a realizarse la autoexploración mensual, siete días después de cada menstruación a partir de los 20 años de edad y acuda periódicamente a realizarse la mastografía a partir de los 40. Los signos de alerta son: sentir bolitas duras y no móviles en las mamas, piel inflamada o rojiza, poros abiertos, pezón retraído o alguna secreción fuera del periodo de lactancia. Es recomendable evitar un elevado consumo de alimentos procesados y grasas, así como de alcohol y tabaco; se debe aumentar el consumo de vegetales y frutas naturales, y realizar ejercicio físico.

 

Con Información de:

 

  • Elías Yused Argüello Esparza, Subdirector de Cáncer de Mama en el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.
  • Gilberto Nicolás Solorza Luna. del Subcomité Académico de Oncología Médica de la División de Estudios de Posgrado, UNAM

Comentarios