El tabaquismo es uno de los problemas de salud pública más importantes a nivel mundial, con más de mil 300 millones de consumidores de tabaco y 6 millones de muertes anuales, representa para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la principal causa prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte prematura.  En México, el número de consumidores de tabaco asciende a alrededor de 17 millones y la mortalidad a aproximadamente 65 mil decesos cada año.

Diversos estudios han demostrado que ocho de cada 10 fumadores quieren dejar de fumar, sin embargo, la alta capacidad adictiva de la nicotina, así como la gran dependencia psicológica que genera el consumo de tabaco representan dos grandes obstáculos para lograr este propósito.

Un grupo especialmente vulnerable al tabaquismo debido a su actividad laboral son los operadores de transporte público de la Ciudad de México. Sus jornadas laborales rebasan las ocho horas y deben lidiar con tránsito intenso diariamente lo que les genera estrés y ansiedad; sus ingresos en muchas ocasiones no alcanzan a llegar al sueldo mínimo y carecen de servicios médicos.

Es por esto que a solicitud del Centro para el Fomento de la Educación y la Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México (Cenfes, A.C.) y del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA), la Dra. Guadalupe Ponciano, Coordinadora del Programa de Prevención e Investigación del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrolló la intervención “De una vez y para siempre…hoy sí dejo de fumar”.

Se trata de un programa de consejería breve para dejar de fumar en forma de un audio libro que incluye información sobre los efectos del consumo de tabaco en el organismo, así como el daño que causa el humo de tabaco a las personas que están a su alrededor, como son los pasajeros de los microbuses y/o taxis que conducen, el gasto que representa fumar y los beneficios de dejar de consumir tabaco.

El programa incluye una guía de consejos prácticos, basados en evidencia científica que orienta paso por paso a los fumadores que quieran dejar de fumar a hacerlo de manera segura realizando cambios en su estilo de vida y en su forma de pensar que los apoyen a lograr y mantener la abstinencia.

Lo interesante es que el programa se presenta en forma de 12 pistas en un CD, lo que facilita su escucha durante las jornadas laborales de los operarios y cada  pista inicia con una canción muy conocida que además de ponerlos a cantar se refiere a la parte del proceso en la que se encuentran, las canciones utilizadas son:

  • La Plaga: el tabaquismo es una verdadera “plaga” para la humanidad, aquí se proporcionan datos epidemiológicos sobre la magnitud de esta adicción y se recuerda esta canción de rock.
  • Tu cárcel: se habla sobre la gran capacidad adictiva de la nicotina que junto con la dependencia psicológica que genera el tabaquismo, se transforman en literalmente “una cárcel” para el fumador adicto.
  • Olvidé respirar: esta es la canción que da inicio a la información sobre los efectos del tabaquismo en el aparato respiratorio y cómo es que muchos fumadores “olvidan respirar” y lo único que hacen es darle el “golpe” al humo de tabaco.
  • Matador: se refiere al impacto que tiene el consumo de tabaco sobre la mortalidad, lo que lo transforma en un gran “matador” de fumadores.
  • Peso sobre peso: muchos recordarán la famosa canción de Chava Flores: “…oye Bartola ahí te dejo esos dos pesos, pagas la renta, el teléfono y la luz…”, es una excelente entrada para hablar sobre los gastos que genera el consumo de tabaco y cómo éstos impactan sobre la economía familiar.
  • ¿Y cómo es él?: este romántico tema nos permite preguntarle al fumador cómo es su relación con el tabaco, invitarlo a reflexionar cómo se inició en el tabaquismo y cuáles son los motivos que hacen que se mantenga fumando.
  • Pregúntame: ahora debemos pedirles a los fumadores que respondan unos cuestionarios incluidos en el CD para poder definir la intensidad de sus dependencias física y psicológica a la nicotina.
  • Hoy voy a cambiar: ¿quién no recuerda este tema que hizo famoso una de las divas más controvertidas de la canción en México? Este sentido tema nos invita a cambiar y a hacerlo hoy, fijando ya la fecha para dejar de fumar.
  • Me haces falta: los primeros días después de haber dejado de fumar pueden provocar una serie de síntomas y signos desagradables que se conocen como síndrome de abstinencia. En esta pista se le explica al fumador el porqué siente que el cigarro “le hace falta” y cuáles son los síntomas más frecuentes de la abstinencia.
  • Qué ganas de no verte nunca más: una vez que se ha realizado el esfuerzo de dejar de fumar, qué ganas de no volver a ver al cigarro, sin embargo, el exfumador estará en contacto con éste en múltiples ocasiones por lo que en esta pista se les brindan una serie de consejos que le permitirán mantener su abstinencia.
  • No volveré: canción que es clásica de los rompimientos amorosos, nos sirve para compartir con el exfumador la importancia de mantener la abstinencia y de valorar todo el esfuerzo que ha realizado hasta este momento para mantenerse sin encender un cigarro.
  • Aguanta corazón: a través de este tema nos solidarizamos con el fumador valorando lo que significa haber dejado de fumar y le motivamos a continuar en abstinencia con una serie de consejos y de información sobre los beneficios que representan en términos de salud y calidad de vida para su organismo, el haber dejado de fumar.

 

Así pues, además de recordar las melodías que en algún momento hemos cantado, éstas son utilizadas como un pretexto para tener un Programa de Cesación del Tabaquismo amigable, fácil de utilizar y de seguir.

Se realizó un estudio piloto para evaluar su eficacia, incluyendo 400 fumadores, (98 por ciento hombres y 2 por ciento mujeres) con un promedio de edad de 47±11 años que iniciaron a fumar a los 16±7 años y consumían 13.6±11.3 cigarros/día.  Todos eran operarios del transporte público de la Ciudad de México.

El 17 por ciento había dejado de fumar tres semanas después de haber escuchado el CD, a las 12 semanas este grupo se mantenía en abstinencia. El 80 por ciento mencionó que el audio fue útil, entendible, agradable y recomendable.

En conclusión, el audio para dejar de fumar resultó una intervención útil y eficaz para poblaciones difíciles de atender con tratamientos tradicionales, como la estudiada.

Columnista invitada
Dra. Guadalupe Ponciano Rodríguez
Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo
UNAM

 

 

 

 

Articulos relacionados

Comentarios