Sobre el Estrés y sus consecuencias…

Sobre el Estrés y sus consecuencias…

 

 

Todas las emociones derivadas del estrés desempeñan un papel funcional, nos preparan y nos guían a tener cuidado para anticipar posibles riesgos y evitar accidentes. El problema surge cuando dichas emociones te impiden realizar tus actividades cotidianas y laborales e incluso pueden llegar a incapacitarte.

La inquietud, por ejemplo, surge de un bajo nivel de preocupación sin afecciones físicas aparentes. Mientras que la angustia se manifiesta por una sensación de opresión en la ‘boca del estómago’ y dificultad respiratoria cuando la sensación de preocupación se intensifica.

 

El Estrés y sus consecuencias

Según la Asociación Americana de Psicología (APA) el estrés aumenta cada año y las mujeres lo experimentan con mayor frecuencia que los hombres.

El estrés se define como un estado automático y autónomo de tensión física, mental o emocional que resulta de circunstancias adversas, exigentes o de probable riesgo para una persona. Por lo que un estímulo estresante puede generarle una perturbación severa para los sistemas fisiológicos de su organismo.

Además de sensaciones y emociones negativas para tu salud mental como la ansiedad, y depresión, también puede generarte otras diversas enfermedades como las cardiovasculares, cáncer y obesidad, que afectan en diferentes niveles de gravedad la salud de las personas.

 

 Ansiedad. El estresor inicial es desencadenado por una sensación de miedo que se basa en distintas variables ideográficas incluyendo el procesamiento cognitivo, afectivo, conductual y su contexto social. En estos casos, el estrés se enfatiza por una tensión o amenaza que surge de una recreación imaginaria basada en alguna experiencia pasada o presente e incluso de ideas sobre el futuro. Físicamente se puede manifestar con dolor o malestar en la zona del pecho, en el brazo y originarse dificultad respiratoria, por lo que la persona que lo experimenta, muchas veces suele confundirlo con un posible infarto, lo que detona y agrava la situación estresante.

Como tratamiento, sólo un psiquiatra, puede prescribir medicamentos ansiolíticos o antidepresivos en caso de ser necesario. Las técnicas de respiración, relajación, terapias basadas en el método cognitivo-conductual y de manejo del estrés, serán las adecuadas para contrarrestar el padecimiento en caso de ansiedad. Se debe guiar a la persona para identificar los estresores y sus reacciones a ellos.

 

Depresión. Una vida estresante crónica conduce a trastornos en el estado de ánimo como la ansiedad y la depresión. Existe un incremento de la actividad del eje regulador del estrés; la secreción desmesurada y constante del cortisol afecta a las vías de neurotransmisores como la dopaminérgica, noradrenérgica y serotoninérgica, las cuales se involucran directamente con la depresión.

 

Inflamación y cáncer. La vinculación entre el estrés y cáncer ocurre a través del proceso inflamatorio. Las interleucinas pro inflamatorias interactúan con los diferentes sistemas como el endocrino, serotoninérgico, dopaminérgico y noradrenérgico que se encuentran involucrados en la respuesta que genera el estrés.

Los glucocorticoides como el cortisol poseen un efecto antiinflamatorio pero una secreción constante y excesiva de éstos, produce una disminución de la respuesta inflamatoria, inmunidad celular y humoral, facilitando el desarrollo de infecciones. También se eleva el factor nuclear potenciador de las cadenas ligeras Kappa de las células B activadas que, junto con citosinas pro-inflamatorias, favorecen la acumulación de especies reactivas del oxígeno, lo que se encuentra involucrado en el desarrollo, progresión y metástasis en el cáncer.

 

Obesidad. Existe una asociación entre el estrés crónico y el consumo elevado de calorías. Hay un aumento en la actividad de las vías endócrinas, lo cual conlleva a la mayor ganancia de peso por deposito graso y se incrementa la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos por la disminución de los niveles de leptina, que ayuda a moderar la ingesta de estos alimentos.

 

Enfermedades cardiovasculares. Ante un estresor se aumenta la presión arterial, la frecuencia y el gasto cardíacos, lo que origina mayor demanda de oxígeno para el corazón, el sistema nervioso libera catecolaminas como la adrenalina que incrementa la respiración. El estrés puede ocasionar también accidentes cerebrovasculares si hay presencia de estrés agudo en los vasos sanguíneos en personas que padecen trastornos de la coagulación. O también favorecer al desarrollo de ateroesclerosis que disminuye el flujo sanguíneo coronario.

 

Con información de Cristian Joshua Hernández González, Médico Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina, UNAM.

 

Bibliografía.

Herrera-Covarrubias D., Coria-Avila G. (2017) Impacto del estrés psicosocial en la salud. Revista eNeurobiología 8(17):220617

Bystritsky Alexander, Kronemyer David (2014) Stress and Anxiety. Psychiatric Clinics of North America, 2014-12-01, Volume 37, Issue 4, Pages 489-518

 

Referencias

Denise Cristina Escudero Franco, psicóloga. 4ª Feria del Libro de Ciencias de la Salud 2019. Conferencia: Angústiate menos y regúlate más.

Mariluz Morales López, Médica Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina, UNAM.

NIH News in Health. (2016). Understanding Anxiety Disorders. Recuperado de: https://newsinhealth.nih.gov/sites/nihNIH/files/2016/March/NIHNiHMar2016.pdf [Revisado 11 Sep. 2019].

Medlineplus. (2019). Ansiedad. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/anxiety.html [Revisado 11 Sep. 2019].

Prevención del Suicidio

Prevención del Suicidio

 

 

El suicidio se define como una conducta que inicia primero con la fantasía de muerte, posteriormente, puede llegar a la idea de quitarse la vida, alcanzando el intento o la consumación del mismo de manera deliberada.

Actualmente, representa la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años y las causas más asociadas son los problemas familiares, en las relaciones interpersonales, trastornos mentales como depresión, ansiedad, abuso en el consumo de alcohol o de otras sustancias; y engloba diversos factores como los biológicos, psicológicos, sociales y culturales de los seres humanos.

Cada año se suicidan 800 mil personas en el mundo, lo que representa una muerte cada 40 segundos y durante el 2017 en México, se suicidaron 6 mil 559 personas.

Existe una asociación genética con agentes estresores ambientales. Se ha encontrado que el 11% de las personas que cometen un suicidio, tienen un familiar de primer grado que también se ha suicidado; a su vez, del 6 al 8% de las personas tienen un antecedente familiar con intento de suicidio.

Es mayormente consumado por el sexo masculino que el femenino, pues por cada 4 hombres que lo realizan, una mujer también lo logra, esto se debe a que los hombres utilizan métodos más letales y violentos; mientras que en las mujeres es mayor la frecuencia de intento, por cada 3 de ellas, sólo un hombre lo intenta.

 

¿Cuáles son las señales de alerta?

Cuando la persona propensa a pensarlo, idearlo, planearlo, intentarlo o consumarlo manifiesta sentimientos de culpa, de inutilidad e infravaloración; muestra afectaciones en sus hábitos de alimentación, ya sea con el aumento o disminución del peso y del apetito; cambios bruscos en el estado de ánimo, trastornos del sueño, aislamiento social, tristeza que se vuelve depresión, deserción escolar e incluso llega despedirse de amigos o familiares.

Algunos factores importantes de riesgo socio-demográficos es ser del sexo masculino, vivir solo, estar divorciado o separado, desempleado, haber tenido la jubilación reciente o tener problemas en el trabajo, económicos, de pareja, con los hijos o ser encarcelado.

Para prevenir el suicidio es muy importante tener una atención psiquiátrica o psicológica de manera urgente y ante el intento de realizarlo se requiere además una valoración médica para verificar la gravedad de los daños realizados a su cuerpo. Para ayudar a las personas que manifiestan o demuestran de alguna manera estar en riesgo de cometerlo se debe considerar restringirles el acceso a los medios de suicidio como posibles armas, medicamentos u otras sustancias.

 

 

Con información de la Dra. Brenda Hernández Vega, Especialista en Psiquiatría, Miembro de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, Profesora y Médica Adscrita de Consulta Externa del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de Facultad de Medicina, UNAM.

Meningitis

Meningitis

¿Qué es la meningitis?

 

Nuestro cerebro está envuelto por un tejido de tres capas llamadas meninges (duramadre, piamadre y aracnoides), que tienen la función de protegerlo. Cuando este tejido se ve afectado por algún factor infeccioso, autoinmune o neoplásico, se inflama generando severos riesgos y daños al sistema nervioso central.

La causa de la meningitis por infección puede ser viral, bacteriana, micótica, micobacteriana, ascéptica o por causa de enfermedades autoinmunes como el lupus; y neoplásica cuando es generada por algún cáncer.

Los síntomas generales son rigidez de la nunca, fuerte dolor de cabeza o cefalea, agitación psicomotriz, fiebre y el paciente puede llegar a convulsionar.

En casos de meningitis viral o bacteriana en infantes, puede presentarse irritabilidad, vómito y síntomas gastrointestinales.

En los adultos se presenta claramente una desorientación y también es posible la confusión y falta me memoria.

Para realizar el diagnóstico, inicialmente se hace uso de la tomografía computada, misma que dictamina si es posible hacerle o no la punción lumbar al paciente. Esta punción depende de que no presente hipertensión endocraneana y consiste en la obtención de líquido encefalorraquídeo para realizar cultivos por medio de la tinción de Gram; de esta manera se puede determinar si la inflamación es de origen bacteriano, micótico o micobacteriano.

Por otro lado, el estudio de Reacción de la Cadena de la Polimerasa (PCR) se realiza para identificar si la infección es ocasionada por un virus; mientras que el estudio de Adenosina Desaminasa es útil en caso de cuyo origen sea una micobacteria como la causante de la tuberculosis.

Es muy importante tratar la meningitis de manera inmediata y lo más pronto posible, ya que esta afección puede generar graves secuelas tanto neurológicas como motoras, pérdida de memoria.

Para su prevención se ha mostrado eficiencia con la vacuna contra haemophilus influenzae en los casos en que se puede generar por infección viral, así como la vacuna contra tuberculosis que se aplica en los infantes.

 

 

Con información del Dr. Sergio Alberto Mendoza, Profesor de Posgrado de la Facultad de Medicina, UNAM.

¿Qué es un Accidente Cerebrovascular (Ictus)?

¿Qué es un Accidente Cerebrovascular (Ictus)?

 

 ¿Qué es un Accidente Cerebrovascular (ICTUS)?

El Sistema Nervioso Central o Cerebro tiene una gran cantidad de arterias y vasos que lo irrigan con sangre. Un accidente cerebrovascular puede presentarse de dos formas, por la oclusión de alguna de estas arterias, dando como resultado un infarto cerebral; o por su ruptura, generando una hemorragia o también conocida como derrame cerebral.

Se denomina accidente porque se presenta de manera súbita, sin embargo, ya existe una afectación o patología previa como puede ser el endurecimiento de las arterias o arterioesclerosis, o encontrarse previamente debilitadas a causa de hipertensión. Algunos pacientes nacen con la predisposición de formar aneurismas, una dilatación en forma de pequeño saco que se puede romper.

 

¿Qué es una embolia?

Generalmente los coágulos se forman en el corazón de los pacientes con trastornos del ritmo, cuando el corazón no late de forma adecuada como en el caso de la fibrilación auricular, crea una turbulencia por la que se forman pequeños coagulitos y trombos en las paredes de las cavidades del corazón, de estos se pueden desprender segmentos llamados émbolos que viajan por el torrente sanguíneo y llegar al cerebro, así es como se ocluye alguna arteria provocando un infarto cerebral provocando la muerte del tejido que estaba irrigado por esa arteria. Sin embargo, la oclusión en las arterias del cerebro, también pueden deberse a una trombosis. Otro sitio del que se pueden desprender los émbolos, es de la arteria carótida que pasa por una parte del cuello y así dirigirse al cerebro.

¿Anticonceptivos relacionados con el accidente cerebrovascular?

Los anticonceptivos orales deben prescribirse de una manera particular para cada mujer fértil de acuerdo a su historial clínico, ya que no todos los anticonceptivos orales son para todas. En algunos de estos casos, pueden llegar a presentar dolores de cabeza frecuentes como posibilidad de una trombosis venosa por la reacción de su organismo a las sustancias de algunos anticonceptivos orales y llegar a presentar un infarto hemorrágico.

Sobre las Hemorragias cerebrales

Aquellos pacientes que deben tomar anticoagulantes por algún problema cardíaco y no asisten a sus consultas o no siguen las indicaciones de su médico, pueden llegar a tener la complicación de la hemorragia intracraneal secundaria o subaracnoidea debido al mal uso de sus anticoagulantes.

Síntomas de alarma del Accidente Cerebrovascular (ICTUS)

Cuando hay un déficit neurológico, el paciente presenta debilidad en el cuerpo, en un brazo, parálisis y asimetría facial, trastornos de lenguaje, no puede articular y comprender ideas, trastornos visuales y sensitivos. Se debe llamar a emergencias inmediatamente, ya que las secuelas que puede dejar un evento de estos es discapacidad motriz, problemas visuales y de lenguaje; algunas de estas se pueden recuperar con una buena rehabilitación, sin embargo, la regeneración del cerebro es demasiado limitada.

 

Para hacer un correcto diagnostico, se requiere de estabilizar los signos vitales del paciente y realizarle una tomografía computarizada para determinar si por sus condiciones clínicas y por su edad es candidato a operación o no. Los tipos de operación a los que se pueden someter los pacientes que sí son candidatos son craneotomía y terapia endovascular que consiste en una cirugía mínima invasiva.

 

El 50% de los pacientes con hemorragia subaracnoidea por ruptura de un aneurisma, fallecen.

En México el Accidente Cerebrovascular es la 6ta causa de mortalidad y en mayores de 65 años llega a ser la 2da.

Es posible prevenir estos eventos cerebrovasculares llevando un estilo de vida saludable, una dieta balanceada, haciendo ejercicio y evitando otras enfermedades estrechamente relacionadas con el síndrome metabólico crónico como la obesidad, hipertensión y diabetes, por lo que son necesarios los chequeos anuales de presión arterial, colesterol y glucosa.

 

Con información del Dr. Luis Delgado Reyes, Neurocirujano, Médico Adscrito al Servicio de Neurología del Hospital Juárez de México, Profesor de Anatomía y de Posgrado de la Facultad de Medicina, UNAM.

¿Parafilias?

¿Parafilias?

 

 

 

¿Qué son las parafilias?

Una parafilia es una condición en la que la excitación y la gratificación sexual del individuo depende de la fantasía recurrente de una experiencia inusual que se convierte como prioridad en la conducta sexual de un individuo. Pueden ser mediante algunos objetos, situaciones o el no consentimiento de otras personas, situaciones que se encuentran fuera del alcance de los intereses sexuales habituales.

 

 

Para que una conducta sexual sea definida como normal o anormal se debe basar en 5 criterios:

· Estadístico: Una conducta sexual es normal cuando es practicada por la mayoría de la población. Influye el lugar, la época, la cultura y la clase social.
· Filogenético o biológico: Si corresponde con el comportamiento sexual de los primates superiores (o de los mamíferos), es normal.
· Moral: Los preceptos de una comunidad son variables en cada cultura y en diferentes épocas, pero suele haber un consenso, visible en usos, costumbres, creencias. Mantiene los valores individuales y colectivos.
· Legal: El conjunto de normas escritas y sus sanciones para defender a las personas y su patrimonio o derechos también incluye lo sexual. Las leyes cambian y son diferentes en cada época y lugar, pero marcan el consenso social establecido.
· Social: Las conductas socialmente dominantes que no perjudican a la sociedad o a sus miembros, pueden considerarse correctas o adecuadas a cada época.

 

Existen tres criterios de gravedad:

· Leve: La persona se siente marcadamente perturbada por los impulsos parafílicos recurrentes pero nunca ha actuado según estos.
· Moderado: La persona ha actuado ocasionalmente según los impulsos parafílicos.
· Grave: La persona ha actuado repetidamente según los impulsos parafílicos.

 

Parafilias más comunes

Exhibicionismo: consiste en la exposición de los propios genitales a una persona extraña. Puede existir erección o masturbación durante o después del acto.

Fetichismo: Fantasías y deseos por el uso de objetos inanimados que son el centro de su atención, los más frecuentes son la ropa interior femenina, ropa de bebé, objetos de cuero o goma. Cuando la excitación es a partir de una parte del cuerpo, por ejemplo tobillos, pies, hombros, recibe el nombre de parcialismo.

Frotteurismo: Excitación sexual solo al refregar partes del cuerpo, generalmente los genitales, contra personas desconocidas.

Pedofília: Atracción hacia niños o niñas menores de 13 años. Suele apreciarse una mayor incidencia en varones heterosexuales con baja autoestima o dificultades para establecer relaciones con mujeres, en especial en situaciones de estrés y abuso de alcohol.

Masoquismo sexual: Incluye el acto real de ser atado, golpeado, humillado o hecho sufrir de algún modo. Cuando son actos simulados con consentimiento no se considera trastorno ya que el placer va ligado a la propia humillación o sufrimiento físico.

Sadismo sexual: Perpetrar actos sexuales abusivos o humillantes para otra persona siendo estos actos fuente de placer excitación y placer sexual.

Vouyerismo: Excitación mientras se observa a otras personas en situaciones íntimas como vistiéndose o en pleno acto sexual.

 

 

Tratamiento

 El tratamiento se sugiere por medio de terapia conductiva – conductual, intervenciones basadas en los principios de aprendizaje para modificar el interés sexual del sujeto y reacondicionarlo, así como programas de manejo de la ira, gestión del enfado, relajación y promover la empatía con la víctima.

 

 

 

Con información de Cristian Joshua Hernández González, Médico Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina, UNAM.

Fuentes: De Pablo Márquez, Bernat & Balagué Añó, Ariadna & Guijarro, Silvina. (2016). Parafilias. FMC – Formación Médica Continuada en Atención Primaria. 23. 4-8. 10.1016/j.fmc.2015.04.007.
Sánchez, N., López, R. & Domínguez-Muñoz, A. (2018). Parafilias: una revisión comparativa desde el DSM-5 y la CIE-10. Behavior & Law Journal, 4(1), 41-49.

Adicción a los videojuegos

Adicción a los videojuegos

¿Qué es un trastorno mental?

Es un trastorno médico que se caracteriza por la manifestación de síntomas y signos conductuales, emocionales y cognitivos con consecuencias negativas, que generan malestar y discapacidad en un amplio rango de actividades de las personas.

 

¿Por qué se ha considerado la adicción a los video juegos como un trastorno mental?

Se considera que es un trastorno mental ya que las personas que presentan adicción a los video juegos presentan manifestaciones similares a los trastornos de sustancias adictivas. En 1995 Ivan Goldberg, planteó una serie de criterios para el diagnóstico del trastorno de adicción a Internet (IAD) basados en los criterios diagnósticos del abuso de sustancias en los que se describe el factor de dependencia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Décima Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10), define la dependencia a drogas como un: “Conjunto de manifestaciones fisiológicas, comportamentales y cognoscitivas en el cual el consumo de una droga, o de un tipo de ellas, adquiere máxima prioridad para el individuo, mayor incluso que cualquier otro tipo de comportamiento de los que en el pasado tuvieron el valor más alto.   La manifestación característica del síndrome de dependencia es el deseo, a menudo fuerte y a veces insuperable, de ingerir sustancias psicotrópicas”.

Actualmente la Clasificación Internacional de Enfermedades editada por la OMS, CIE 11, clasifica a la adicción a los video juegos en los trastornos debidos al consumo de sustancias o a comportamientos adictivos y los define como: Son síndromes asociados al malestar o interferencia de las funciones o actividades personales, que se desarrollan como resultado de comportamientos repetitivos en búsqueda de alguna recompensa y de refuerzo que producen dependencia y que no implican el uso de una sustancia. Incluyen los trastornos por juego de apuestas y trastornos por uso de video juegos lo que implica comportamientos en línea y fuera de línea.

 

¿Cómo podemos identificar si lo padecemos?

De acuerdo a la CIE 11: El trastorno por uso de videojuegos predominantemente en línea y fuera de línea se caracterizado por:

Un patrón de comportamiento de juego («juegos digitales» o «videojuegos») persistente o recurrente que se realiza principalmente por Internet y se manifiesta por:
• Deterioro en el control sobre el juego (por ejemplo, inicio, frecuencia, intensidad, duración, terminación, contexto);

• Incremento en la prioridad dada al juego al grado que se antepone a otros intereses y actividades de la vida diaria

• Continuación o incremento del juego a pesar de que tenga consecuencias negativas.

 El patrón de comportamiento es lo suficientemente grave como para dar lugar a un deterioro significativo a nivel personal, familiar, social, educativo, ocupacional o en otras áreas importantes de funcionamiento.

 El patrón de comportamiento puede ser continuo o episódico y recurrente, y generalmente es evidente durante un período de al menos 12 meses para que se asigne el diagnóstico, aunque la duración requerida puede acortarse si se cumplen todos los requisitos de diagnóstico y los síntomas son graves.

 

Resumen de los criterios

 Las personas no controlan el tiempo para jugar, pueden jugar por varias horas en el día sin darse cuenta del tiempo transcurrido y en casos severos pueden jugar hasta más de 24 horas continuas.

El juego se convierte en una actividad prioritaria, dejan a un lado la realización de otras actividades inclusive, dormir y comer. Lo cual genera un impacto en el rendimiento académico en el caso de niños o jóvenes o adultos en su trabajo, asimismo las relaciones familiares e interpersonales se afectan por dicho comportamiento.

 

¿Cómo afecta el desarrollo del cerebro en los niños?

Está asociada con anomalías neurobiológicas en la corteza orbitofrontal, cuerpo estriado y regiones sensoriales, áreas implicadas en el control de impulsos, procesamiento de la recompensa y representación somática de las experiencias anteriores.

Se ha descrito disminución del nivel de dopamina, así como de los receptores D2 en el circuito de la recompensa, en subdivisiones del cuerpo estriado, como el caudado dorsal bilateral y el putamen derecho, regiones implicadas en el control de impulsos y procesamiento de recompensas (Zhu, Zhang y Tian, 2015) por lo que estas personas encontrarían en ellas una gratificación en su ejecución y necesitarían cada vez un tiempo mayor de exposición a estas conductas como medio para compensar estos bajos niveles dopaminérgicos.

 

¿Cómo puede perjudicar la vida social, familiar y laboral de quien padece este trastorno? ¿Qué complicaciones puede generar en la salud física de una persona?
En el área social: se presenta aislamiento, incumplimiento de las obligaciones de familiares académicas y sociales, deterioro en el funcionamiento académico, laboral y en ocasiones problemas legales.
En el área física se pueden presentar fatiga ocular, tensión muscular y contracturas musculares, alteraciones del sueño (insomnio) cefalea o dolor de cabeza, sedentarismo, sobre peso y obesidad.
En el área psicológica: ansiedad, irritabilidad, sensación de vacío y desesperanza, dificultades para enfrentar la frustración y para relacionarse afectivamente con los demás.

 

¿Existe algún tratamiento?

Se ha propuesto en el nivel de atención y prevención antes de la presentación de las manifestaciones clínicas y cuando se presenta este trastorno en su fase inicial o de acuerdo al nivel de severidad.

Prevención primaria.- Protección específica a población en una población específica niños y adolescentes:
En niños menores de dos años no se recomienda el uso de pantallas o dispositivos. En niños preescolares pueden introducirse el uso de pantallas siempre y cuando el cuidador interactúe con el niño y el tiempo debe ser menor de una hora. En niños de edad escolar se sugiere limitar el tiempo del uso y el objetivo ya sea para fines recreativos, como herramienta de aprendizaje, en la vida diaria, etc. Es importante informar y sensibilizar a esta edad sobre temas de seguridad al brindar información y datos personales, ayudarlos a discriminar los contenidos de la red, etc. En los adolescentes es importante reforzar los temas relacionados a la seguridad, contenidos, forma de interactuar en las redes sociales, ayudarlos
Prevención: secundaria aparecen síntomas y signos de alerta que afectan el nivel de funcionamiento en distintas áreas del niño o adolescente.
Prevención terciaria: Rehabilitación y/o integración propuesta de intervención multimodal de tratamiento farmacológico y psicológico (Terapia Cognitivo Conductual) Guías Clínicas Instituto Nacional de Psiquiatría,

 

¿De qué manera beneficia que la OMS clasifique a esta actividad como un trastorno mental?

Al ser incluida la adicción a los video juegos como un trastorno mental, es importante que los profesionales relacionados a la salud exploren la posibilidad qu este trastorno esté presente. Asimismo, es importante sensibilizar y brindar información sobre este trastorno, sus manifestaciones tempranas y en caso de presentar el problema ofrecer información sobre los especialistas que pueden atender este padecimiento. Las campañas deben realizarse en distintos sectores con objetivos específicos de acuerdo a la población: profesionales de la salud, maestros, orientadores, padres de familia etc. Asimismo, proponer e influir en las políticas públicas sobre el uso del internet o video juegos, en este caso en edades tempranas adolescencia y adultos jóvenes principalmente.

 

 

Con información de la Mtra. Aurora Jaimes Medrano, Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina, UNAM.

Referencias

Zhu, Y., Zhang, H., & Tian, M. (2015). Molecular and functional imaging of internet addiction. BioMed Research International, 2015.

Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). Decálogo para un buen uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. AEPap. Familia y Salud. 2017.