“Dietas milagrosas”, un riesgo para tu salud

“Dietas milagrosas”, un riesgo para tu salud

Es muy común que por todos lados encontremos dietas milagrosas que nos prometen perder peso rápidamente y sin tanto sufrimiento o con medicamentos que pueden hacer todo el trabajo. Y aunque todos desearíamos que esto fuera cierto, lamentablemente quienes se someten a ellas están poniendo en riesgo su salud.

Este tipo de dietas son todas aquellas recomendaciones nutricionales que, con el fin de reducir el peso o la talla corporal, proponen pautas de alimentación que normalmente el médico o el nutriólogo no te recomendaría. Estas dietas comúnmente tienen modificaciones en la cantidad de calorías, pero muchas veces esa reducción se considera poco saludable, incluso por debajo de las cantidades que necesita nuestro cuerpo para realizar sus actividades vitales, es decir,  alrededor de 800 kilocalorías por día.

Y es que perder peso no es algo que podamos lograr de la noche a la mañana. El problema surge cuando la gente quiere bajar de peso rápidamente porque se acercan los XV años de la prima, la graduación del novio o la boda de la amiga. Esto lleva muchas veces a la gente a buscar soluciones incorrectas como los son las dietas milagro.

La licenciada en Nutrición y educadora en diabetes de la Asociación Mexicana de Diabetes Beatriz Ríos, da respuesta a las inquietudes y pretextos que la gente comúnmente utiliza para recurrir a este tipo de dietas:

La dieta que me puso el nutriólogo me hace perder peso muy despacito”. Muchas dietas hacen perder peso rápidamente pero no precisamente son kilos de grasa, sino que suelen ser nutrimentos como proteínas o agua. Los resultados de estas dietas pueden ser muy rápidos, pero casi siempre van a estar ligados al rebote, pues el cuerpo va a buscar equilibrar lo perdido, recuperando los nutrientes que necesita para su funcionamiento. Una verdadera dieta saludable requiere de un proceso gradual que poco a poco se irá percibiendo.

“Siempre tengo rebote cuando hago dietas”. Muchas veces queremos perder todo el peso que hemos acumulado en años en tan solo dos meses, por lo que se llevan a cabo dietas por uno o dos meses, y terminado ese tiempo se regresa a los hábitos alimenticios de antes. Si no existe un cambio verdadero y permanente, el rebote será algo inevitable.

“Las dietas me mata de hambre”. Una alimentación saludable no tendría por qué generar hambre, independientemente del cuerpo que se tenga. Se pueden ingerir alimentos bajos en calorías, pero con gran volumen como las verduras, las cuales brindar un efecto de saciedad mientras te nutren.

“Me dicen que tengo que hacer ejercicio, pero yo no puedo”. Hay muchas personas que hacen dieta tal cual se les indica y pese a eso no pueden llegar al peso que desean. Las células de cada persona y su capacidad para procesar la grasa son muy diferentes. Una persona que ha hace ejercicio puede quemar grasa rápidamente, en comparación de una persona sedentaria, pese a que los dos estuvieran realizando la misma actividad. Como parte de un plan de salud para tu cuerpo es necesario mantenerte activo físicamente.

“Si no me ayudan con alguna pastillita, yo no puedo solo”. Las dietas que contemplan el uso de medicamentos o suplementos alimenticios pueden tener grandes repercusiones en tu salud. La única razón por la que se podría llegar a considerar su uso, sería después de intentar varias ocasiones bajar de peso y no conseguirlo, pero todo bajo el dictamen de un médico especialista. Además, esto serán utilizados por cortos periodos de tiempo, pues tiene efectos secundarios.

En una dieta saludable no existen alimentos prohibidos, ya que nuestro organismo requiere de todos los nutrientes, en diferentes proporciones. Incluso la grasa tiene una razón de ser en nuestro cuerpo. Tampoco deberían inhibir todas las etapas del proceso de digestión, como las dietas basadas en los jugos, el proceso de masticación es de suma importancia para que el metabolismo funcione correctamente. Además, una dieta no puede basarse en un solo criterio, como en un grupo sanguíneo, porque el aumento de peso es algo multifactorial.

Jamás pretendas bajar más de uno o dos kilogramos por semana. La dieta ideal es aquella que es eficaz para la pérdida de peso de manera segura y sostenible, que nos permite mantener ese peso a largo plazo y que nos ayuda a reducir la probabilidad de sufrir otras enfermedades.

 

 

 

 

La marihuana y sus efectos en el cuerpo humano

La marihuana produce efectos muy gratificantes como el sentirse relajado, contento, divertido, reírse de todo; el sabor de los alimentos se vuelve mucho más agradable y las mujeres pueden sentirse sexualmente más excitadas. El principio activo que genera estos efectos se llama tetrahidrocannabidiol (THC) o Delta 9 y la intensidad de los efectos que produce la marihuana depende de la concentración de esta sustancia. Existen diferentes tipos de marihuana cuyas concentraciones de Delta 9 van del 1.4 al 2.4% pero se han documentado concentraciones del 14, 15% y algunos usuarios han señalado que hay hasta del 30%.

Existen dos tipos de consumidores, el experimentalista que solo prueba la marihuana contadas veces en su vida y no genera una dependencia a ella y el consumidor dependiente que puede llegar a consumir 3 o 4 carrujos diarios.

Generalmente el consumo de marihuana se desarrolla con mayor frecuencia en la etapa adolescente y adultos jóvenes, sin embargo, cuando el consumo se vuelve dependiente en una etapa anterior a los 20 años de edad, el cerebro presenta modificaciones en sus estructuras; en general, su alto consumo afecta al área de los recuerdos, de la toma de decisiones, se pierde inteligencia, por lo que se reduce el coeficiente intelectual. Provoca también daños hormonales, en la producción de espermatozoides, en los ciclos de ovulación, e incluso impotencia sexual.

Así como aprendemos los conocimientos generales escolares o un idioma, el cerebro aprende a funcionar bajo el efecto de la marihuana y esto crea la necesidad constante e intensa de consumirla para sentirse funcional y la carencia de ella genera síndrome de abstinencia.

El síndrome de abstinencia se caracteriza por taquicardia, confusión, sudoración, hiperventilación, temblor, frío, y el usuario sentirá que necesita consumir marihuana tan solo para vivir.

Además del Delta 9, la marihuana contiene otra sustancia llamada cannabidiol que extraída de manera aislada de la planta, ofrece la posibilidad de ayudar, en algunos casos, a mejorar las crisis epilépticas en niños a los cuales no les funcionan otros tratamientos tradicionales, no obstante, alrededor del 9% de la población que se tratado con cannabidiol han manifestado peores síntomas, por lo que el uso médico y terapéutico de la marihuana tiene aún mucho campo de investigación antes de que las sustancias que se extraen de ella sean prescritas por algún especialista.

 

Con información del Dr. Óscar Prospéro García, Responsable del Laboratorio de Canabinoides e Investigador Titular de tiempo completo del Sistema Nacional de Investigadores, Departamento de Fisiología de la UNAM, opg@unam.mx

Los polos opuestos del cáncer de tiroides

 

El cáncer de tiroides no es uno de los cánceres con mayor tasa de mortalidad, pero es uno de los más contrastantes que existen ya que dentro de los cuatro tipos de cáncer de tiroides, el más común, el papilar, es el que mejor pronóstico tiene para curarse hasta en un 95 por ciento y crece muy lentamente; por el contrario, el anaplásico es un cáncer que se desarrolla muy rápidamente, puede llegar a asfixiar al paciente antes de viajar hacia otro órgano y su pronóstico de curación es prácticamente nulo, solo el 1 por ciento de los casos de cáncer de tiroides es anaplásico.

Le siguen los tipos de cáncer folicular con un pronóstico de curación del 70 a 75 por ciento que se forma en los folículos que son como bolsitas donde se almacena la hormona tiroidea  y el medular que en un 20% de los casos de este tipo, está asociado a problemas genéticos y hereditarios, se forma en las células C, alrededor de los folículos que sirven para regular el calcio.

Este tipo de cáncer, medular, puede removerse de manera preventiva desde los 6 meses de edad y todo niño o adulto puede llevar una vida normal después de que se les remueve la tiroides gracias, a las hormonas sintéticas que deben tomar. Como parte del tratamiento además de la cirugía para remover el cáncer y las hormonas sintéticas, se deberá ingerir yodo radioactivo, el paciente deberá permanecer en un cuarto aislado por un tiempo para no afectar a otras personas vulnerables a la radioactividad como mujeres embarazadas o niños pequeños.

El principal síntoma de una persona con cáncer de tiroides es sentir un nódulo que no duele ni se mueve debajo de la famosa ‘manzana de Adán’, se requiere de una biopsia guiada con ultrasonido para diagnosticarlo.

El 70% de los casos de cáncer de tiroides son del tipo papilar, el tipo folicular es 5 o 6 veces más frecuente en hombres y en un rango de 30 a 40 años de edad.

Con información del Dr. Heriberto Medina Franco, Médico Cirujano y Oncólogo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”

La Clínica que evita el contagio de VIH de la mujer embarazada a su bebé

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) ataca directamente al sistema inmunológico, es decir, tu organismo pierde la capacidad de generar los anticuerpos necesarios para defenderse de otras infecciones ocasionadas por bacterias, parásitos, hongos u otros virus. Puede pasar mucho tiempo para que el VIH se desarrolle y manifieste síntomas. Cuando éstos comienzan a aparecer y se vuelven crónicos, se dice que la infección ha evolucionado a su fase terminal o también llamada Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Los síntomas del SIDA se manifiestan a través de la pérdida constante de peso sin una razón aparente, infecciones repetitivas pulmonares o diarreicas que no se curan con un tratamiento normal prescrito por el médico y la aparición de hongos blancos en el interior de la boca.

El VIH se adquiere a través de relaciones sexuales, transfusiones sanguíneas o el uso de jeringas con sangre infectada. Si una mujer embarazada se infecta con VIH, es posible que infecte al bebé al momento del parto o por alimentarlo con la leche materna.

La Facultad de Medicina en conjunto con la Unidad de Medicina Experimental del Hospital General de México dispone de una clínica especializada que atiende a niños en riesgo de ser infectados por su madre, o bebés, niños y adolescentes hasta los 18 años que ya lo están y que no cuentan con seguridad social. Dentro de sus servicios, provee medicamentos antirretrovirales, los cuales debe tomarlos diariamente el niño que ha sido infectado, logrando alcanzar ciclos de vida que en la actualidad van de 20 a 23 años.

La prueba que se realiza a menores de 18 meses es llamada Carga Viral de VIH, a los mayores de esta edad se les realiza la prueba llamada ELISA.

Si el VIH en una embarazada es diagnosticado a tiempo, es posible evitar el contagio a su bebé con un 98% de efectividad, el tratamiento consiste en proporcionar antirretrovirales durante el embarazo, realizar el parto mediante cesárea y no alimentar al bebé con la leche natural del seno materno, en lugar de ésta se proporcionará leche maternizada en lata.

Con motivo del día mundial de la lucha contra el VIH/SIDA te recordamos que el uso del condón y realizarse la prueba del VIH al inicio del embarazo ayudará a disminuir el riesgo de contagio.

Con Información de la Dra. Noris Pavia Ruz, responsable de la Clínica para niños con Inmunideficiencia Adquirida, UNAM-Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”