Cómo nos afecta la falta de contacto físico y qué podemos hacer para sustituirlo

Cómo nos afecta la falta de contacto físico y qué podemos hacer para sustituirlo

 

Estamos atravesando por un momento muy difícil a nivel mundial, en el que lo más importante es cuidar nuestra salud ante la pandemia por COVID-19 y algunas de las medidas que se han tomado para disminuir el ascenso de contagios son el distanciamiento social y el quedarse en casa, pero ¿de qué manera nos afecta la falta de contacto físico y qué podemos hacer al respecto?

Las personas somos seres sociables por naturaleza, ya que pasamos toda nuestra vida desarrollándonos en distintos contextos como el familiar, escolar, laboral y el de las relaciones sociales y sentimentales. El contacto físico es también una manera de comunicación, e incluso, de expresión de nuestras emociones. Los procesos de filiación están involucrados con la liberación de hormonas y neurotransmisores como la oxitocina, endorfinas, catecolaminas y vasopresinas, lo que nos produce sensaciones de bienestar y tranquilidad, disminuyendo los niveles de cortisol y los niveles de ansiedad.

La falta de contacto físico puede llevarnos a experimentar sensación de soledad, abandono, tristeza, ansiedad y altos niveles de estrés.

Sin embargo, la felicidad depende más de nuestra mente que del contacto físico, ya que, va más allá de las sensaciones que éste nos genera, es decir, la felicidad se basa en el sentido que le das a la vida, lo que es valioso sólo para ti y que la hace plena y satisfactoria. Generalmente está muy asociada al logro de metas personales, ya sea en el ámbito académico, laboral, social, familiar o espiritual, entre otros. Por lo que un ascenso laboral puede resultar igual o más placentero que una gran liberación de oxitocina por contacto físico.

Biológicamente, la felicidad está más relacionada con la liberación de dopamina y serotonina, a diferencia del contacto físico, estos dos neurotransmisores se activan al momento de experimentar autosatisfacción por el logro de una meta o a través de una actividad como hacer ejercicio, experimentando la emoción de la alegría o felicidad y lo que nos hace felices depende mucho de nuestras cogniciones, experiencias, creencias, pensamientos e interpretaciones que hacemos de la realidad, por ejemplo, si una situación que estamos viviendo en cierto momento la interpretamos como intolerable, experimentaremos mayor frustración, desesperanza o enojo.

 

¿Qué podemos hacer para sustituir la falta del contacto físico?

Podemos liberar y recibir oxitocina alentando a un amigo, haciéndole un cumplido, hacerlo sentir escuchado o consolándolo. Esto nos lleva a un doble beneficio, por un lado, la persona que escucha percibirá la sensación de haber hecho algo benéfico por alguien más, experimentando calma y tranquilidad; por el otro lado, la persona que lo recibe se sentirá valorada, reconocida, querida, comprendida y escuchada, generándole también sensaciones placenteras, parecidas al contacto físico y fortaleciendo nuestros vínculos más importantes. Puedes escribir cartas o hacer uso de las bellas artes para expresar tus emociones mediante la creatividad.

En estos momentos la tecnología puede ayudarte al tener una conversación, aunque ésta sea de manera virtual, puede fortalecer el vínculo con las personas significativas para ti, generando sentimientos y emociones de bienestar, reconocimiento, valoración y compañía. Así como las caricias, abrazos y apapachos a nuestras mascotas también liberan oxitocina, por lo que no debemos limitarnos a demostrarles nuestro afecto.

 

Con información de la Mtra. Claudia Erika Ramírez Avila, Investigadora del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina, UNAM

¿Qué es el Reflujo Gastroesofágico?

¿Qué es el Reflujo Gastroesofágico?

 

En México nuestra dieta suele basarse en picante y algunas grasas, muchas personas llegan a presentar ‘agruras’ por esta situación, pero ¿te has preguntado realmente cómo es que ocurre este padecimiento y las complicaciones que puede llegar a generar?

El recorrido normal del alimento comienza en la boca, pasando por la faringe, el esófago y llegando al estómago donde es impregnado por una gran cantidad de ácido gástrico, como parte del proceso de digestión.

El reflujo es el retorno de esos alimentos, a veces es asintomático sin generar molestias y en otras ocasiones provoca síntomas como pirosis, a lo que comúnmente se le dice agruras y se manifiesta como una sensación de acidez; la regurgitación en el que si se experimenta un regreso con contenido alimentario dando pie a la rumiación en algunos pacientes, que mastican este contenido y lo vuelven a tragar.

¿Por qué se da el reflujo?

Las causas dependerán de si se trata de un bebé o niño pequeño, o de un adulto.

Las dos terceras partes de los recién nacidos pueden experimentar reflujo y el regreso del contenido de su estomago se manifiesta como vómito, sin embargo, en varios casos es completamente normal. En algunos niños mayores dependerá del tipo de alimentación al igual que en los adultos, si existe una hernia, o el problema de un esófago más corto que no se formó bien o alguna otra alteración del tracto digestivo.

Además, en éstos últimos también pueden asociarse otros factores de riesgo como la obesidad, pacientes con cirugías, en pacientes embarazadas, la presión que genera el abdomen abultado puede presionar el estómago y generar el regreso del contenido alimentario.

 

¿Cómo ocurre?

Nuestro sistema digestivo cuenta con un esfínter llamado Cardias que es un músculo en forma de aro y como una especie de válvula que permite el paso de los alimentos al estómago y se cierra para evitar que éstos se devuelvan, la fuerza con la que se cierra puede verse afectada por alimentos a los que el paciente sea intolerante, le provoquen irritación o que coma en exceso, como el picante, las grasas, la canela, menta, entre otros; al verse afectada la fuerza de este esfínter, puede haber pirosis o regurgitación.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Algunas veces el paciente refiere acidez, dolor y algunos otros síntomas atípicos como tos por la misma acidez, lo que suele confundirse con infecciones respiratorias y en estos casos el uso de antibióticos puede empeorar el cuadro clínico, ya que el estomago resulta más irritado por estas sustancias. En otras ocasiones, el paciente puede experimentar reflujo cuando está dormido, la cantidad de ácido que regresa puede pasar a las vías respiratorias y al pulmón, generando a la larga quemaduras en el tejido pulmonar generando fibrosis o tos con flemas sin otra causa aparente.

La infección por Helicobacter Pylori puede provocar un exceso de ácidos en el estómago y disminución en la fuerza del esfínter Cardias, asociándose también al cáncer gástrico.

La acidez constante o crónica también puede generar quemaduras en el esófago que al cicatrizar van cerrando el espacio por el que pasan los alimentos, con lo cual en algunas ocasiones pueden quedarse atorados; además de desarrollar células cancerígenas en él.

El diagnóstico se realiza principalmente con la historia clínica y una endoscopía, con la que se revisa la fuerza del esfínter, la longitud del esófago y la posible existencia de complicaciones como quemaduras, úlceras y cicatrizaciones. De esta manera se puede tener la certeza del problema preciso para poder tratarlo.

Muy a menudo los pacientes suelen evadir la visita al médico y se auto medican con antiácidos, sin embargo, el estómago debe tener cierto grado de acidez constante; el abuso de estos medicamentos altera y disminuye ese grado, incrementando el riesgo de padecer cáncer gástrico. Además, algunos de ellos interfieren con la absorción de calcio, lo que también puede favorecer o empeorar un problema de osteoporosis.

 

Con información de la Dra. Elsa Aburto Mejía, Médica Internista, Profesora Titular del Departamento de Embriología y Ganética de la Facultad de Medicina, UNAM.

REHIDRATACIÓN DE CUERPOS

REHIDRATACIÓN DE CUERPOS

 

 

La Facultad de Medicina de la UNAM, creó un nuevo método para rehidratar cuerpos momificados o que se encuentran en mal estado.

Este descubrimiento fue gracias a la investigación y experimentación que a lo largo de la última década se ha llevado a cabo en el Departamento de Innovación en Material Biológico Humano a cargo del Dr. Diego Pineda Martínez quien explica que “la restauración es un proceso muy antiguo que se lleva a cabo sobre todo en escuelas de América Latina que tienen difícil acceso a piezas anatómicas o que las que tienen están deterioradas por el tiempo, las condiciones ambientales o simplemente por la manipulación del trabajo cotidiano”.

Los procesos de restauración y la rehidratación no son nuevos, sin embargo fue a partir del 2016 y principios del 2017 cuando se realizaban técnicas de restauración en piezas anatómicas que tienen un alto valor por ser partes de seres humanos, muchas de las cuales están contaminadas por hongos o tienen un mal proceso de conservación y que no se pueden utilizar ni para docencia ni para investigación; sin embargo gracias al procedimiento de rehidratación pueden ser restauradas bajo ciertas sustancias, permitiendo una mayor flexibilidad para ser manipuladas y estudiadas.

Hasta ahora las pruebas se han enfocado en fetos en estado de momificación, los cuales debido a su condición se encuentran en un estado muy rígido en el que resulta imposible obtener una huella dactilar y por supuesto muchos rasgos se pierden para su identificación.

Gracias a la rehidratación de cuerpos no sólo la docencia y la investigación se ven beneficiados, ya sea en las licenciaturas de Médico Cirujano como en la de Ciencias Forenses, sino también el sistema de administración e impartición de justicia al ayudar a la identificación de personas.

“En nuestro país es un problema nacional la identificación humana y esto es un aporte importantísimo a la identificación de cuerpos, ya que a través de rehidratación se pueden obtener huellas dactilares, marcas de tatuajes, cicatrices que antes no se podían observar y que ahora pueden salir a la luz gracias a este proceso”.

El proyecto se encuentra en etapa de patentar las sustancias que han dado óptimos resultados

y la segunda fase busca pasar de lo macroscópico a lo microscópico, es decir, ver si es posible encontrar ADN o alguna otra sustancia que pueda llevar a una mejor identificación de los cuerpos.

Con información del Dr. Diego Pineda Martínez, Jefe del Departamento de Innovación en Material Biológico Humano, Facultad de Medicina UNAM.

Lavado de Manos vs. Coronavirus…

Lavado de Manos vs. Coronavirus…

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCPEEU), en inglés Center for Desease Control and Prevention (CDC), que son una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos cuyas funciones son desarrollar y aplicar medidas de prevención y control de enfermedades, salud ambiental y actividades de educación y promoción de la salud, mencionan que la principal medida de acción para evitar las infecciones por el nuevo coronavirus COVID-19 es el correcto lavado de manos, cuya duración debe ser de 20 segundos con agua corriente y jabón.

¿Por qué el lavado de manos?

En nuestras manos se acumula suciedad y grasa, características básicas y necesarias para que los microorganismos patógenos se desarrollen activamente, en lo particular, la estructura de este nuevo coronavirus tiene una cubierta a base de lípidos, volviéndose susceptible al lavado de manos con agua y jabón, así como a las soluciones cuya composición contiene más del 60% de alcohol como en el caso del “gel antibacterial”, de esta manera se rompe esta cubierta del virus, manteniéndonos seguros y evitando su estado infeccioso.

Es importante señalar que el gel no sustituye al agua con jabón, es solo una alternativa en aquellos casos en los que no encontramos un lugar inmediato donde podamos lavarnos las manos, sin embargo, debemos recurrir al lavado de manos en cuanto sea posible y con gran frecuencia.

¿Cuál es el procedimiento correcto para lavarse las manos?

  1. Lo primero es quitarse accesorios como anillos o pulseras que, además, por lo general, siempre están en contacto con áreas comunes.
  2. Como segundo paso se deben humedecer las manos y hacer bastante espuma para frotar las palmas de las manos, así eliminamos toda suciedad y grasa.
  3. El tercer paso consiste en frotar el dorso de las manos, poniendo especial atención a tallar las áreas que se encuentran entre los dedos.
  4. El siguiente paso a seguir es juntar las yemas de los cinco dedos de una mano para frotar las uñas en la palma de la mano contraria.
  5. El último paso es secarse con una toalla de papel limpia y seca, hacer uso de un secador electrónico o simplemente dejar que el aire común seque tus manos.

Este mismo procedimiento se debe realizar en caso de utilizar alcohol en gel.

¿Cómo saber si lo estoy haciendo por 20 segundos?

Una propuesta interesante de la Organización Panamericana de Salud es cantar mentalmente la canción común de “Feliz cumpleaños” dos veces, que aproximadamente dura este tiempo.

Otras medidas importantes de prevención son limpiar constantemente el área de trabajo, objetos de uso común como celulares, mantener distancia de otras personas y evitar el contacto físico, así como los eventos conglomerados.

Con información del Dr. Omar Carrasco, Jefe del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina, UNAM.

¿Cómo se clasifica el colesterol y cómo afecta a nuestra salud?

¿Cómo se clasifica el colesterol y cómo afecta a nuestra salud?

 

 

El Colesterol es una sustancia que produce el cuerpo para mantener su funcionamiento normal, a través de esta, se producen otras sustancias indispensables para él, como las hormonas, por ejemplo, la testosterona y el estrógeno.

 

De manera general, existen dos tipos de colesterol:

 

— El de alta densidad (HDL) que es el colesterol ‘bueno’, contiene cardio protectores.

— El de baja y muy baja densidad (LDL) que en altos niveles genera afectaciones cardio y cerebro vasculares.

 

El colesterol total se compone de ambos y de otras pequeñas partículas, también funciona como un punto de medición para detectar el riesgo cardiovascular en el paciente. Lo ideal es que toda persona tenga menos de 130 mg/dl de colesterol de muy baja densidad. Salvo en aquellos casos extremos en los que algunos pacientes ya han presentado eventos cardiovasculares, deben mantener su colesterol LDL mucho más bajo de esta cifra.

Las dislipidemias o colesterol alto en la sangre también se pueden asociar a la herencia y mutaciones genéticas, sobre todo en nuestra población que es propensa a ello, se dan casos frecuentes en los que algunas personas sufren accidentes cardiovasculares en edades tempranas, aunque sean de complexión delgada e incluso, a pesar de llevar estilos de vida relativamente sanos, libres de tabaquismo, alcoholismo; por lo que no en todos los casos la obesidad es el único factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares directamente asociadas al colesterol. Por esta razón es indispensable consultar al médico para realizarse chequeos y estudios de laboratorio, por lo menos una vez al año ya que se alcanza la edad adulta y en algunas ocasiones durante la niñez.

Cuando no hay una causa genética que te predisponga porque en la familia no hay personas que ya se hayan infartado o fallecido por cuestiones cardiovasculares, entonces el padecimiento es consecuencia directa de malos hábitos de vida, como sobrepeso, sedentarismo, alcoholismo, tabaquismo, estrés y poco descanso. Estos factores de riesgo también se asocian a enfermedades metabólicas como diabetes e hipertensión.

El tratamiento dependerá directamente de las condiciones del riesgo cardiovascular de cada persona, no será el mismo en una persona con un colesterol alto sin antecedentes graves, que en algún paciente que ya se infartó o tenga alguna enfermedad metabólica asociada. Cabe señalar que no sólo se trata de un tratamiento farmacológico, sino también de realizar las modificaciones necesarias al estilo de vida.

 

Con información del Dr. Álvaro Contreras Villaseñor, Médico Adscrito de Hemodinamia del Centro Médico Siglo XXI y docente de la División de Posgrado de la Facultad de Medicina, UNAM.

 

Coronavirus 2019 n-CoV

Coronavirus 2019 n-CoV

Los coronavirus son una gran familia de virus que normalmente causan enfermedad moderada; el 2019-nCoV es capaz de causar neumonía grave y en algunos casos fatal.

Hasta el momento no se ha identificado el agente portador ni el mecanismo de transmisión, pero la Organización Mundial de la Salud han confirmado la transmisión de humano a humano. Se cree que este virus se originó por exposiciones en un mercado de pescados y mariscos de la ciudad de Wuhan, China.

Posterior a la infección con un coronavirus se desarrolla un periodo de incubación de 2 a 14 días (tiempo promedio de 5 a 7 días). Los síntomas iniciales son fiebre, malestar general, tos seca y dificultad respiratoria. El 20% de los casos desarrolla la enfermedad grave que comienza a presentarse con insuficiencia respiratoria (falta de aliento) que en muy pocos casos puede progresar hasta la muerte.

El también llamado virus de Wuhan o neumonía de Wuhan se contagia al visitar secciones de venta de animales en mercados, al estar en contacto directo con animales de corral en áreas rurales o al manipular productos y/o artesanías derivados de animales.

¿Cómo se presenta?

Los primeros síntomas que se presentan posterior a la incubación son fiebre, dificultad respiratoria, tos, aumento de la frecuencia respiratoria, dolor muscular, fatiga, dolor de cabeza, diarrea. Se estima que sólo el 20% de los casos desarrolla la enfermedad grave que comienza con insuficiencia respiratoria (falta de aliento) y que puede progresar rápidamente y en muy pocos casos al desenlace es fatal.

¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón
  • Al toser o estornudar cubrirse boca y nariz con un pañuelo o flexionando el codo
  • Evitar el contacto con personas enfermas de las vías respiratorias, y el contacto directo con animales
  • No acudir a mercados donde se venden animales vivos de corral
  • Consumir alimentos bien cocidos

Desde el 13 de enero se han reportado casos en Estados Unidos de América, Canadá, Sudáfrica, Egipto, Algeria, Costa de Marfil, Ghana, Kenia, Madagascar, Nigeria, Senegal, Tunisia, Italia, Reino Unido, Rusia, Macedonia, Belarus, Serbia, China, Taiwán, Hong Kong, Macau, Japón, Corea del Sur, Nepal, Corea del Norte, Malasia, Filipinas, Vietnam, Tailandia, Singapur, Indonesia, Myanmar, Indonesia, India, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Qatar, Irán, Baréin, Bangladesh, Kasajstán, Kirguistán, Reino Árabe Saudí, Sri Lanka, Tajikistán, Rusia y Australia. Actualmente no existe una vacuna ni tratamiento disponible para este nuevo subtipo de virus. 

En caso de enfermar marque a la Unidad de Inteligencia Epidemiológica para solicitar indicaciones: 800 00 44 800

Fuente: Clínica Preventiva del Viajero, Facultad de Medicina UNAM http://clinicadeviajero.unam.mx/?p=6598

.

.

.