Esclerosis Lateral Amiotrófica, enfermedad que padecía Stephen Hawking

Esclerosis Lateral Amiotrófica, enfermedad que padecía Stephen Hawking

 

Stephen Hawking fue un reconocido físico británico que murió a la edad de 76 años. A los 20 se le diagnosticó la enfermedad de Esclerosis Lateral Amiotrófica, misma que progresivamente le hizo perder el movimiento de los músculos por la degeneración de las neuronas que se encargan del movimiento muscular voluntario, sin embargo esta enfermedad no afecta los sentidos ni el intelecto.

 

 

Con información de los artículos:

 

  • Kitty Ferguson (2012). Stephen Hawking: su vida y obra. España: Editorial Crítica

Asma, el villano de los niños

El asma es una obstrucción repentina de los bronquios que ocasiona dificultad para respirar y espasmos, está estrechamente relacionada con alergias a olores, alimentos, polvos y sustancias químicas, se diagnostica en los niños entre 2 a 13 años de edad y en ocasiones desaparece durante la adolescencia, sin embargo, en algunos casos puede reaparecer en la adultez a los 27 o 28 años.

Con información del Dr. Francisco Navarro Reynoso, Neumólogo Cirujano de Tórax, Director General de la Coordinación de Hospitales Federales de Referencia.

Así funcionan los edulcorantes…

 

Los edulcorantes son sustancias que brindan la sensación del sabor dulce sin contener azúcar, han sido creadas como un auxiliar para las personas que requieren de una dieta limitada en glucosa. Sin embargo es importante consumir estas sustancias con cuidado y evitar el exceso.

Toda dieta debe contener la dosis más adecuada de azúcar, puesto que es necesaria para el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo, si ésta se elimina por completo pueden surgir descompensaciones, incluso en los casos de diabetes. Por lo tanto no puede ser sustituida en su totalidad por un edulcorante.

¿Qué es la osteoporosis?

 

 

Esta enfermedad se puede definir como una reducción de la masa en los huesos, lo que los hace porosos y modifica su arquitectura normal, generando la pérdida de fuerza y resistencia e incrementando el riesgo de fracturas.

La mayoría de las personas que tienen osteoporosis no saben que la padecen hasta presentan una fractura, por lo se podría decir que no hay signos o síntomas indicativos de la enfermedad, ocasionando que en la mayoría de los casos se diagnostique cuando el hueso ya está muy dañado. Las fracturas más comunes son de la columna vertebral, la cadera y la mano.

Los factores de riesgo los podemos dividir en dos:

  1. No modificables son los genéticos como ser mujer, edad avanzada, raza blanca y condiciones fisiológicas como la menopausia, el embarazo y la lactancia.
  2. Factores modificables y de más alto riesgo son fumar y beber alcohol en exceso, obesidad, bajo consumo de calcio, nula o escasa actividad física y el sedentarismo.

Existen enfermedades y medicamentos que pueden acelerar el riesgo de padecer osteoporosis, como lo son las enfermedades endocrinológicas, donde hay alteraciones hormonales o enfermedades reumatológicas, que pueden provocar osteoporosis, como es el caso de la artritis reumatoide.

Actualmente existen estudios para poder medir la cantidad de masa ósea, denominados densitometría ósea, así como algunos exámenes de laboratorio para ver cómo se encuentra el calcio, el fósforo, el magnesio,  las hormonas paratiroidea y paratohormona, que intervienen en el proceso normal de formación de huesos.

Nuestro cuerpo sólo necesita un gramo de calcio al día para mantener en buen estado nuestros huesos. En dado caso que ya se padezca la enfermedad el tratamiento dependerá de la causa que este provocando éste problema en los huesos como puede ser modificación en el estilo de vida, hacer ejercicio, tener una dieta con alimentos ricos en calcio como los lácteos, leche, yogurt, queso, mantequilla, nueces, almendras. En en caso de ser necesario el médico puede recetar medicamentos para suplir estas deficiencias y frenar el daño al hueso.

 

Con información del Dr. José Halabe Cherem, jefe de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.

La labor social de la cirugía plástica

La labor social de la cirugía plástica

 

En México existe un gran desconocimiento del especialista al que hay que recurrir según el padecimiento que tengamos, lo que muchas veces causa que caigamos en manos de personas no capacitadas para esta labor.

Una de las especialidades que más padece esta problemática es la cirugía plástica y reconstructiva, pues comúnmente se le reconoce por hacer de nuestro físico el más atractivo, dejando a un lado su labor humanitaria, que es el eje principal de su existir. De hecho, sus orígenes se remontan a las guerras, en donde las amputaciones y mutilaciones se daban en grandes cantidades, generando la necesidad de que los médicos pudieran hacer procedimientos reconstructivos, no sólo para salvarle la vida a la gente, si no para devolverle su integridad, anatomía y la función de sus órganos.

Esta especialidad tiene como objetivo restituir la anatomía y funcionalidad de los tejidos del cuerpo, para lograr que el paciente tenga una calidad de vida apropiada y su base es es lo reconstructivo, agrupando a grandes áreas entre las que se encuentra la cirugía estética, sin embargo; sus principales enfoques son:

-Malformaciones congénitas en cara o extremidades. Éstas afectar el aspecto físico o causar limitantes en los órganos, como inmovilidad, sordera, retraso mental o hasta la muerte si no son tratadas a tiempo.

-Secuelas de quemaduras. Si los daños que son ocasionados por las quemaduras no son manejados de manera oportuna y correcta, la cicatrización ocasiona la pérdida de movilidad y daño permanente en órganos y tejidos.

-Secuelas de cáncer. El caso más común de la cirugía oncológica es el de mama. Permite a las personas reconstruir cualquier parte afectada por cáncer, ya sea por medio de implantes o con el mismo tejido del paciente.

-Secuelas de alguna lesión traumática. Principalmente ocasionadas por accidentes como los de tránsito, hogar o trabajo, éstos pueden poner en riesgo la vida de las personas u ocasionar heridas secundarias con grandes complicaciones.

Mediante la cirugía plástica y reconstructiva las personas pueden recuperar su estructura anatómica y un funcionamiento de sus órganos, y en conjunto con otras especialidades como la fisioterapia, oncología o dermatología, trabaja día a día por brindar nuevas oportunidades de vida para quienes realmente lo necesitan.

 

Con información de la Dra. Rosa Amalia Espinoza, cirujana plástica de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.