Linfoma, el cáncer que afecta a los niños

El sistema linfático es un componente básico de nuestro cuerpo, abarca de la cabeza a los pies y está compuesto por los ganglios linfáticos, bazo y el timo.

El linfoma es un tipo de cáncer de este sistema y se clásica en dos tipos: el no Hodgkin y el Hodgkin (en honor a Tomas Hodgkin). Este último ocupa el tercer lugar en frecuencia en la población de 0 a 18 años y en adolescentes de 12 a 18 años la primera.

Aunque es una enfermedad poco diagnosticada en personas de mayor edad, en los niños es frecuente que se diagnostique porque los padres perciben inflamación en el hígado y el bazo, así como presencia de fiebre, pérdida de peso, sudoración nocturna y crecimiento de ganglios.

Aunque se desconocen las causas de este cáncer, existen ciertos factores que pueden influir en su surgimiento, como son:

Infecciones virales, en especial por el Virus de Epstein Bar

Defectos inmunológicos, donde los niños nacen con “defensas bajas” (inmunodeficiencias)

-Personas con sistema inmunológico deficiente (con enfermedades como lupus o VIH)

En general, el linfoma es curable con un diagnóstico oportuno, de manera que el linfoma de Hodgkin tiene una tasa de curación de hasta 90% y el no Hodgkin de 70%

 

Con información de la Doctora Marta Margarita Zapata Tarrés / Instituto Nacional de Pediatría / mzapatatarres@gmail.com

¿Embarazada? Esto es lo que debes y no comer

Estar embarazada es sin duda una de las mejores etapas de la vida de una mujer y uno de los aspectos más importantes para poder tener un óptimo desarrollo del bebe durante la gestación es una adecuada alimentación.

Sin embargo, existe mucha información que se contradice, prohíbe alimentos o que asegura que se debe de comer dobles porciones. Por ello te mencionamos los puntos clave para llevar una dieta que disminuya el riesgo de tener complicaciones durante tu embarazo.

  • El consumo de agua es de suma importancia, ya que durante esta etapa debes estar muy bien hidratada; la cantidad de litros va a depender de cada persona.
  • Evita el consumo dey café, pues la cafeína puede dañar el desarrollo del sistema nervioso y crecimiento normal del bebé.
  • Si realizas alguna dieta vegetariana o vegana es necesario que se lo menciones a tu médico para que éste pueda guiarte.
  • En caso de tener algún problema de salud como la hipertensión, desnutrición, diabetes, entre otras, tendrás que tener especial cuidado en la ingesta de ciertos alimentos por lo que necesitan estar supervisada por tu médico.
  • Evita la comida rica en grasas, azucares refinados, refresco y aumenta el consumo de frutas y verduras.
  • Los lácteos son una fuente de proteínas, calcio y fósforo.
  • El consumo de carne es una fuente rica en proteínas, vitaminas, hierro y zinc.
  • Los jugos y bebidas endulzadas contienen grandes cantidades de azúcar, evita consumirlos.
  • El alcohol está estrictamente prohibido, ni siquiera se recomienda en dosis pequeñas, ya que podría provocar anormalidades en el desarrollo del bebé.

Mantenerte sana asegura tener un niño sano con un buen peso y con menos probabilidades de enfermar.

Con información de:

E.M. Laura Oropeza Roldan / Facultad de Medicina UNAM

MPSS. Eduardo González Equivias  / Facultad de Medicina UNAM

Migraña, más que un dolor de cabeza

 

Esta enfermedad afecta a más de 20 millones en el mundo y va más allá de un simple  dolor de cabeza o cefalea, se origina en las arterias del sistema nervioso central, en la cual las neuronas producen sustancias químicas que provocan que los vasos sanguíneos se inflamen temporalmente, ocasionando un intenso dolor.

Existen ciertos factores generales que van a propiciar que las personas que padecen esta enfermedad desencadenen estos episodios con mayor intensidad como los sustos, el estrés, nervios o periodos menstruales, en el caso de las mujeres; y también llamados disparadores de migraña, los cuales van a depender de cada persona y es importante que los reconozcan, ya que pueden ir desde un alimento u olor, hasta una situación del medio ambiente como la altura o la temperatura.

En algunos casos de migraña existe un fenómeno previo al ataque llamado aura, el cual se presenta por lo menos 30 minutos antes y genera sensaciones anormales que le indican al paciente que sufrirá un ataque, como percibir olores desagradables o ver luces.

Sintomas

Para poder determinar que se trata de una migraña se deben presentar por lo menos 5 episodios de un dolor de cabeza con las siguientes características:

  1. Dolor que dura entre 4 a 72 hrs.
  2. Es unilateral
  3. Intensidad moderada- severa
  4. Se activará con la actividad física
  5. Dolor punzante
  6. Nauseas y/o vómito, molestia a la luz, molestia al ruido

Si presentas alguno de los síntomas es importante que consultes a tu médico, no te automediques, haz ejercicio y come sanamente.

Con información de:

Dr. Felipe Arturo Vega Boada / Departamento Neurología, del Instituto de Nacional de Ciencias Médicas y de la Nutrición Salvador Zubirá / fega@att.net.mx

 

Cuando ya se te olvidan las cosas…

La pérdida de la memoria es parte del proceso del envejecimiento, pero hasta qué punto esto puede ser normal. Cuando existe un evidente deterioro de facultades y capacidad de memoria podríamos estar hablando de un deterioro cognitivo leve.

Quienes lo padecen comienzan como una queja subjetiva de memoria, es decir, empiezan a olvidar cosas rutinarias como ¿dónde dejé las llaves? o ¿dónde estacioné el auto?

En México se estima que existe de un 12 a 14 porciento de personas, de más de 60 años, con este padecimiento.En caso de que el problema continuara evolucionando, puede llegar a una demencia, en donde además de la pérdida de memoria, se comenzará a tener problemas con otras facultades como la de independencia, en donde ya no se pueden llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria como el aseo personal, comer por sí mismo o ir al baño. Aunque esto suele ser un proceso, no todas las personas que tienen deterioro cognitivo leve llegan a una demencia, ni todas las personas que tienen demencia pasaron por un deterioro cognitivo leve.

Para prevenirlo es importante mantener una alta reserva cognitiva, es decir, las personas que han tenido más actividad intelectual durante su vida, han leído, tienen capacidad de resolver problemas, juegan ajedrez, tocan un instrumento, bailan o hablan dos idiomas, disminuyen por mucho las probabilidades de padecerla.

Otros de los factores de suma importancia son la alimentación y el deporte. Una dieta rica en antioxidantes, ácido omega 3, omega 6, DHA, así como una actividad física constante protegerán del deterioro cognitivo. Por el contrario, la depresión, el aislamiento social y la hipertensión, fomentarán su desarrollo.

Con información de:

Dr. Antonio Villa Romero / División de Investigación Facultad de Medicina / avilla@unam.mx