Sobre Cáncer Infantil

Sobre Cáncer Infantil

 

 ¿Qué es el Cáncer?

Desde el vientre, los humanos poseemos una carga genética o información en nuestras células que puede llegar a alterarse, una vez que nacemos, podemos experimentar un segundo golpe de alteración en esa información genética debido a los factores de riesgo a los que nos exponemos como el ambiente, la contaminación, sustancias químicas, radiación, adicciones y otras circunstancias, lo que puede generarnos un crecimiento rápido, anormal y descontrolado de las células alteradas o con cierto daño, lo que se traduce como cáncer. Dichas células tienen también la característica de viajar por el torrente sanguíneo y alojarse en otras partes del cuerpo e incluso diseminarse a los órganos contiguos a lo que se conoce como metástasis.

 

Cáncer Infantil

Al igual que en los adultos, el cáncer infantil resulta multifactorial. Entre las principales causas se encuentra, la exposición a radiaciones durante la gestación en especial durante el primer trimestre; así como la ingesta de drogas y exposición ocupacional de los padres a metales pesados, pesticidas, bencenos o derivados del petróleo, por ello puede afectar incluso a los recién nacidos. Otros factores de riesgo son algunas infecciones virales, exposición a pesticidas, exposición a radiación ionizante, entre otros.

Se estima que en México se diagnostican entre 5 y 6 mil casos nuevos de cáncer infantil (menores de 18 años) al año, cuya incidencia aproximada es de 15 casos por cada 100 mil habitantes, es decir, este tipo de cáncer representa el 3% de las neoplasias del país.

 

 

Con información del Dr. Eduardo Jorge Baños Rodríguez, Médico Cirujano, Oncólogo Pediatra, responsable de la Clínica de Linfomas, Sarcomas de Tejidos Blandos y Tumores Raros en el servicio de Oncología Pediátrica del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, ISSSTE.

Papanicolaou

Papanicolaou

 

 

El cáncer cervicouterino es una alteración celular que se origina en el epitelio del cuello del útero y se manifiesta, inicialmente, a través de lesiones intraepiteliales. Es el cuarto cáncer más frecuente en la mujer

Es una prueba que detecta células anormales en el cuello uterino y signos tempranos de cáncer del mismo, se toma una muestra de las células para analizarlas al microscopio.

 

 

Historia:

En 1917 el Doctor George Nicolas Papanicolaou estableció una asociación entre los patrones citológicos y los cambios en el ciclo ovárico y menstrual.

En 1920 comenzó los estudios citológicos en humanos y su esposa fue su primer sujeto de experimentación a largo plazo.

En 1923, sugirió el empleo de su método de la citología exfoliativa para el diagnóstico de cáncer uterino, pero fue cuestionado con respecto a registrar una distinción entre el carcinoma cervical y el endometrial, pero la técnica no diferenciaba ambos tumores.

En 1925 comenzó un estudio sistemático de frotis cervicales y vaginales de voluntarias y trabajadoras del Hospital de la Mujer de Nueva York. Reunió a otras mujeres con cáncer de cuello uterino, confirmó sus observaciones y presentó esta nueva forma de diagnóstico.

Marcó la diferencia contra la antigua manera de realizar el diagnóstico a través del tacto y de la observación macroscópica al utilizar una tinción que ideó para realizar observación al microscopio.

Pasaron 13 años para que sus descubrimientos fueran aceptados.

En 1939 en colaboración con Herbert F. Trayut, planificó un ensayo clínico para someter a las mujeres a una toma de muestra de citología exfoliativa cervicovaginal con ayuda de una pipeta por la cual obtenían células del fondo vaginal, del exo y endocérvix sin producir molestias ni dolor a las pacientes.

Este ensayo permitió el diagnóstico de número considerable de casos de cáncer de cuello uterino asintomáticos, imperceptibles al ojo humano y solamente demostrable a través de biopsia o mediante el uso de la citología exfoliativa, esto permitió la disminución en el número de casos de cáncer.

 

 

Factores de riesgo:

Mujeres entre 25 a 64 años de edad, inicio de relaciones sexuales antes de los 18 años, múltiples parejas sexuales, infección cervical por virus del papiloma humano, antecedentes de enfermedades de transmisión sexual, tabaquismo, deficiencia de folatos y vitaminas A, C y E, nunca haberse practicado el estudio citológico.

Se recomienda realizar el estudio anualmente hasta contar con tres resultados negativos, entonces se realizará posteriormente cada dos a tres años.

 

 

Con información de Cristian Joshua Hernández González, Medico Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina, UNAM.

Fuentes:

 

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/histologia/georgenicholaspapanicolaou.pdf

https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=5420:2018-cervical-cancer&Itemid=3637&lang=es

http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/146GER.pdf

http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/m014ssa24.html

 

 

¿Hiperhidrosis?

¿Hiperhidrosis?

 

 

Es un trastorno primario que se caracteriza por la sudoración excesiva que se produce en respuesta al calor o estímulos emocionales que superan a los fisiológicos. Principalmente se presenta en las palmas de las manos, con menor frecuencia en las plantas, región axilar, en la cara, zona abdominal y dorsal.

Suele aparecer en el inicio de la edad infantil, generando un empeoramiento progresivo hacia la pubertad (entre los 14 y 25 años de edad) y disminuyendo en edades avanzadas.

Las glándulas sudoríparas se activan por el sistema nervioso simpático, el centro de termorregulación del hipotálamo transmite las señales a través de los nervios simpáticos preganglionares.

Tipos.

Hiperhidrosis primaria o idiopática, generalmente es focal y se limita a las axilas, palmas, plantas, zona craneofacial y otras zonas específicas. Se acentúa por procesos emocionales, efecto térmico y estímulos vasodilatadores.

Hiperhidrosis generalizada, afecta a la mayor parte de la superficie corporal y en la mayoría de los casos es la manifestación de una causa subyacente.

Hiperhidrosis secundaria, ésta puede originarse por trastornos neurológicos, endócrinos, infecciosos, tumorales y por fármacos como los opioides, algunos antiinflamatorios no esteroideos, antidepresivos, calcioantagonistas o quimioterápicos, incluye infecciones agudas y crónicas, insuficiencia respiratoria, síndromes de privación alcohólicos, drogas y otras condiciones asociadas a una alta descarga simpática como shock cardiogénico, tirotoxicosis, diabetes mellitus, hiperpituarismo y feocomocitoma.

Para diagnosticarla se debe analizar la historia clínica, realizar una exploración física y estudios como la técnica del yodo – almidón para evaluar el volumen de producción del sudor o la gravimetría en la cual se utilizan filtros de papel con el mismo fin.

Existen diversos tratamientos farmacológicos, entre los cuales se considera el cloruro de aluminio y quirúrgico, en éste último se hace una extirpación selectiva de las glándulas ecrinas y apocrinas entre otras técnicas.

 

 

 

Con información de Cristian Joshua Hernández González, Médico Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina, UNAM.

Fuentes:

https://www.medigraphic.com/pdfs/cutanea/mc-2012/mc126b.pdf

https://www.binasss.sa.cr/revistas/rmcc/619/art28.pdf

https://www.elsevier.es/es-revista-semergen-medicina-familia-40-pdf-S0001731010000554?redirectNew=true

 

¿Qué es el Síndrome de Cushing?

¿Qué es el Síndrome de Cushing?

 

 

El cortisol es una hormona secretada por las glándulas suprarrenales que es necesaria para vivir, nos permite responder ante situaciones estresantes o cuando estamos enfermos; se produce en pulsos, principalmente por la mañana y tiene efecto en la mayoría de los órganos.

El síndrome de Cushing resulta de la elevación persistente e inapropiada y mantenida de los niveles circulantes de glucocorticoides o hipercortisolismo y se debe a la frecuente exposición a medicamentos con glucorticoides.

El exceso de cortisol también puede deberse a tumores hipofisarios productores de hormona adrenocorticotrópica (ACTH). El 70% de los casos de este síndrome son de este tipo. Tumores en pulmones o suprarrenales.

La intensidad de los síntomas depende de la duración y grado de hipercortisolismo, su causa y la posible asociación de hiperandrogenismo.

El síndrome de Cushing desarrolla obesidad central o acumulación de grasa en el cuello, el pecho y el abdomen, que contrasta de forma llamativa con la atrofia muscular de las extremidades. Otras características son la acumulación de grasa en la cara generando redondez, entre los homoplatos, detrás del cuello, lo que genera una joroba; también un collar adiposo alrededor de la base del cuello y enfrente del esternón.

Se presenta intolerancia a la glucosa, ya que aumenta su síntesis inducida por el cortisol y la obesidad central puede generar también resistencia a la insulina; hipertensión arterial causada por el aumento de renina en los riñones.

Otros síntomas son adelgazamiento significativo de la piel por la inhibición de la división de las células epidérmicas y síntesis de colágeno dérmico producido por los corticosteroides; estrías rojas o moradas y anchas, presencia de osteoporosis, crecimiento excesivo de vello aún en mujeres, acné, aparición de moretones, insomnio, infecciones recurrentes, mala memoria a corto plazo, depresión, calvicie en mujeres, fatiga, debilidad en hombros, caderas, mala concentración, hinchazón de piernas y pies e irregularidad menstrual.

Se diagnostica mediante pruebas de laboratorio para determinar si existe un exceso de cortisol de manera autónoma en las glándulas suprarrenales

 

El tratamiento consiste en:


• Revertir las manifestaciones clínicas al reducir la secreción de cortisol a la normalidad.
• Erradicar cualquier tumor que amenace la salud del paciente.
• Evitar la dependencia permanente de los medicamentos.
• Evitar la deficiencia permanente de hormonas.

 

 

 

Con información de Christian Joshua Hernández González, Médico Pasante de Servicio Social de la Facultad de Medicina.

 

Fuentes:

https://www.elsevier.com/es-es/connect/medicina/todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-el-sindrome-o-enfermedad-de-cushing

https://www.elsevier.es/es-revista-endocrinologia-nutricion-12-articulo-prevalencia-etiologia-cuadro-clinico-del-S1575092209701913

https://www.seep.es/images/site/publicaciones/oficialesSEEP/consenso/cap18.pdf

http://docs.bvsalud.org/biblioref/2018/04/882355/19-rc-sindrome-de-cushing.pdf

https://recyt.fecyt.es//index.php/ASSN/article/view/16761/11185

 

¿Qué es un infarto?

¿Qué es un infarto?

 

En algunas ocasiones podemos tener alguna predisposición genética. Sin embargo, tenemos mayor probabilidad de sufrir un infarto cuando nuestro nivel de colesterol es alto y no llevamos a cabo un estilo de vida saludable.

El corazón se divide en cuatro cámaras o también llamados ventrículos que se comunican entre ellos por válvulas. Su función consiste en bombear la sangre para que llegue a todos los demás órganos a través de venas, vasos y arterias. La sangre es como el combustible que transporta oxígeno y glucosa a ellos.

Cuando excedemos nuestro consumo de grasas malas y azúcares o carbohidratos, se va acumulando sarro en las paredes de las arterias, como en una tubería; nuestro cuerpo identifica este sarro compuesto por colesterol y calcio como una sustancia tóxica, entonces los anticuerpos reaccionan encapsulándola. Si esta cápsula llega a tapar el paso de una arteria cercana al corazón o llega a romperse y esa sustancia se libera nuevamente al torrente sanguíneo, las plaquetas actúan inmediatamente para volver a tapar esa deliberación generando coágulos o trombos. Al taparse el paso de alguna arteria importante o el paso entre los ventrículos del corazón, éste deja de recibir y bombear la sangre al resto del cuerpo y es el momento en que ocurre un infarto.

La prevención radica en lo que comemos y en el estilo de vida que llevamos, los alimentos fritos, embutidos, procesados o congelados para horno de microondas y aquellos que son saturados en azúcares como los jugos con conservadores y refrescos, además de ser en su mayoría cancerígenos, son los alimentos que menor aporte nutrimental nos provee. Son muy dañinos para el corazón, ya que sus grasas y azúcares acumulan colesterol y calcio en nuestras arterias, esto a su vez puede llegar a cerrar el paso de la sangre que bombea el corazón generando un infarto.

Nuestra dieta ideal para evitar problemas cardiovasculares es como la del estilo mediterránea, baja en carne y grasas, alta en verduras, semillas y leguminosas, también debemos optar por una actividad física que nos permita quemar saludablemente las calorías que ingerimos y haga trabajar a nuestro corazón para darle una buena condición. También debemos acudir a consulta médica de manera periódica con los estudios de sangre pertinentes para prevenir cualquier eventualidad como esta.

 

 Con información del Dr. Álvaro Contreras Villaseñor, Médico Adscrito de Hemodinamia del Centro Médico «Siglo XXI».

 

Programa de Donación de Cuerpos

Programa de Donación de Cuerpos

 

 

El Programa de Donación de Cuerpos de la Facultad de Medicina, surge ante la necesidad de remodelar las instalaciones del anfiteatro y las salas de disección, por lo que el Dr. Diego Pineda Martínez, jefe del entonces Departamento de Anfiteatro. Viajó con un equipo de arquitectos a las mejores universidades de Estados Unidos, donde además de ver las instalaciones de vanguardia, conocieron los proyectos de investigación y docencia con los que contaban, gracias a la Donación de Cuerpos, tomándose en cuenta para su implementación en la Facultad.

Son muchos los beneficios que se pueden rescatar del Programa de Donación de Cuerpos, hablando de Bioética, se respeta mucho la autonomía de una persona en vida para cumplir su voluntad cuando llega su fallecimiento; esto le permite a la docencia desarrollar múltiples cursos tanto de pregrado como de posgrado para evitar los errores médicos que ocupan la tercera causa de muerte a nivel mundial por falta de práctica.

Con respecto a la investigación, favorece a la población mexicana, ya que prótesis, aparatos o tratamientos que vienen del extranjero tienen como referencia otras poblaciones con características distintas y muchos de los cuerpos que llegan al anfiteatro cuando no son donados, carecen de un historial clínico. Contar con el historial clínico de una persona que decide donar su cuerpo permite tener información previa sobre enfermedades y padecimientos para realizar investigaciones con sustentos más sólidos.

La persona que decide donar su cuerpo puede decidir exactamente el propósito al que será encaminado, si es para investigación o docencia, si es para la práctica de pregrado o posgrado, y la voluntad será dignamente respetada.

 

Programa de Donación de Cuerpos
pdc@unam.mx
Teléfonos: 5623 2269 / 5623 2412

www.pdc.unam.mx

Departamento de Innovación en Material Biológico
Av. Universidad No.3000, Circuito Interior, 4to piso del Edificio B, Ciudad Universitaria, Coyoacan 04510. Ciudad Universitaria Coyoacan 04510. Ciudad Universitaria