Tejidos personalizados, un nuevo paradigma en la medicina

Tejidos personalizados, un nuevo paradigma en la medicina

Imaginar que algún día podríamos sustituir alguna parte del cuerpo porque está fallando o ha dejado de funcionar, era una idea totalmente fuera de la realidad, hasta ahora. En la Facultad de Medicina de la UNAM, en el laboratorio de Inmunoterapia e Ingeniería de Tejidos, el Dr. Andrés Castell Rodríguez se encuentra trabajando en una línea de investigación que ha logrado construir corneas, cartílagos, vasos sanguíneos, piel y hasta huesos. Se denomina Ingeniería de Tejidos y Medicina Regenerativa, que tiene como objetivo sustituir aquellos órganos y tejidos lesionados, con aquellos que se han fabricado de manera personalizada y al modo específico de cada paciente.

Esto es algo que va más allá de un trasplante de órganos, en donde se toma un órgano de un paciente vivo o de un cadáver y con una gran destreza, se coloca dentro otra persona. Aquí se trata de fabricarlos, “esto ha creado un nuevo paradigma en la medicina, el paradigma de la sustitución, si algo no funciona o no sirve, entonces se puede sustituir” asegura el Dr. Andrés Castell.

Para poder construir un nuevo se tejido se requieren de tres elementos: las células troncales, comúnmente llamadas células madre, las citocinas que son factores de crecimiento y que permitirán que las células proliferen, y las matrices o andamios sobre las cuales se colocarán las células. A partir de estos elementos se pueden trabajar para construir o fabricar diferentes tejidos u órganos prácticamente personalizados.

Este proyecto ya ha logrado utilizarse para beneficio de la humanidad, con la creación de piel se ha logrado sustituir este tejido en pacientes con quemaduras; se han creado cubiertas de dermis (la última capa de la piel) para cubrir algunas úlceras ocasionadas por el pie diabético o por insuficiencia arterial; así mismo han creado una esponja de gelatina ósea, que tras un corto periodo de tiempo logra calcificarse para convertirse en hueso, esta ya ha sido aplicada a 12 pacientes con fracturas que no habían podido consolidar tras varias operaciones, obteniendo grandes resultados.

Este investigación aún sigue trabajando en otras líneas para poder seguir creando tejidos y órganos que pueden seguir contribuyendo a la salud y bienestar de la población y que sin duda abren nuevos caminos en el mundo de la medicina.

Fisioterapia en el cáncer de mama

Fisioterapia en el cáncer de mama

 

La fisioterapia se combina muy bien con otros tratamientos médicos para la pronta recuperación y rehabilitación de los pacientes, y no es la excepción cuando se trata de algunos cánceres como el de mama. Después de un diagnóstico de este tipo de cáncer, en muchos casos se deben remover las mamas y se debe prescribir algún tratamiento oncológico complementario, es cuando la fisioterapia puede combinarse, oportunamente, como ayuda para la mejora de la autonomía y la calidad de vida de la paciente. Globalmente, la fisioterapia, previene y trata las posibles complicaciones y mantiene las mejoras. Consta de diferentes terapias antes, durante y después del tratamiento oncológico. Éste se adapta a cada paciente según el estado en el que se encuentre y el tipo de cirugía al que haya sido sometida.

La intervención Fisioterapéutica es importante en al menos siete áreas:

  • Radioterapia
  • Cirugía de catéter infraclavicular
  • Quimioterapia
  • Después de la cirugía
  • Posterior al alta hospitalaria
  • Linfedema
  • Mama fantasma

 

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE MAMA FANTASMA?

Después de una mastectomía, la paciente puede sentir dolor o percibir que aún tiene la mama, debido a que su percepción se altera, ya sea en hombro o mama, por el daño causado a los nervios de esa zona.

 

De manera general el tratamiento consta de:

  • Movilizaciones de hombros y actividad física suave, constante y progresiva.
  • Estiramientos suaves del músculo pectoral.
  • Medidas de hidratación de la piel.
  • Corregir postura en flexión provocada por el dolor.
  • Ejercicios respiratorios y de relajación.
  • Respiraciones profundas abdominales y torácicas.
  • Ejercicios de codo de la extremidad afectada para que los drenajes quirúrgicos sean más efectivos.
  • Una vez retirados los puntos se pueden trabajar la cicatriz adherida y el síndrome de mama fantasma.
  • Información sobre la prevención del linfedema.
  • Drenaje linfático.

 

¿QUÉ ES EL LINFEDEMA?

Es un aumento anormal del líquido en el espacio intersticial, debido a una alteración de la velocidad de transporte del sistema linfático, que se manifiesta como un aumento de volumen en el brazo del lado afectado.

 

¿QUÉ ES EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL?

Es una técnica realizada por el fisioterapeuta con el fin de estimular la evacuación de los líquidos intersticiales al sector intravascular siguiendo la dirección de los ganglios linfáticos para disminuir el edema posteriormente a la mastectomía.

 

 

Colaboración de las pasantes de servicio social de la licenciatura en Fisioterpia: Claudia Ivonne García Dávila y Paola García González; revisado por el Dr. Manuel Millán Hernández y el LFT. Yosimar Cruz Flores.

Referencias:

· Guía de Práctica clínica. Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama en Segundo y Tercer nivel de Atención. Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud. Recuperado de http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/232_IMSS_09_Ca_Mama_2oN/GRR_IMSS_232_09.pdf

· Perou, C. (2015). Manual de Práctica Clínica en Senología. España: Fundación Española de Senología y Patología Mamaria

· Yim Loh, A. (2015). Methods to improve rehabilitation of patients following breast cancer surgery: a review of systematic reviews. National Center for Biotechnology Information, (7), 2-18. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4360828/

· Ezzo, J. (2015). Manual lymphatic drainage for lymphedema following breast cancer treatment (Cochrane review). Physiotherapy Evidence Database, (5). Recuperado de http://search.pedro.org.au/search-results/record-detail/42682

Cáncer de mama

Cáncer de mama

Actualmente el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015 ocasionó 8.8 millones de defunciones. Casi una de cada 6 defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad. Los cinco tipos de cáncer que causan más fallecimientos son:

  1. Pulmonar: 1.69 millones de defunciones
  2. Hepático: 788 mil defunciones
  3. Colorrectal: 774 mil defunciones
  4. Gástrico: 754 mil defunciones
  5. Mamario: 571 mil defunciones

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres. En el 2014 en México por cada caso nuevo de cáncer de mama detectado en los varones, se detectaron 29 en las mujeres.

Se trata de un tumor maligno que se origina en la mama, es decir, un grupo de células que crecen de manera desordenada e independiente, que invade los tejidos que lo rodean, así como órganos distantes (metástasis) que se originó en las células de la mama, principalmente en los conductos que llevan la leche hacia el pezón (cáncer de mama ductal), o en las glándulas que producen leche (cáncer de mama lobulillar), por lo que es más frecuente en las mujeres, aunque los hombres también tienen riesgo de desarrollarlo.

En México el cáncer de mama destaca como la tercera causa de muerte por tumores malignos en la población de 30 a 69 años; siendo más frecuente en las mujeres.

 

El factor de riesgo más importante relacionado con el estilo de vida es la obesidad.

Además, algunos hábitos han demostrado tener un efecto protector:

  • Dar leche materna
  • Realizar ejercicio
  • Las recomendaciones generales de actividad física son:
    • 150 minutos semanales de ejercicios aeróbicos de moderada intensidad, caminata o bicicleta.
    • 75 minutos por semana de actividad aeróbica de vigorosa intensidad o, bien, correr, trotar, saltar, nadar, jugar básquetbol, etc.
  •  Llevar una dieta baja en grasas
  • Alimentación rica en frutas y verduras
  • No consumir tabaco ni alcohol

Diagnosticar el cáncer de mama en fases más tempranas puede llevar a mejores resultados, si el diagnóstico va seguido de un tratamiento oportuno y apropiado

Se pueden llevar a cabo acciones que promuevan la detección temprana de tumores en las mamas como la autoexploración mamaria mensual a partir de los 18 años (7 días después de terminada la menstruación, el examen clínico mamario anual a partir de los 25 años y la mastografía anual a partir de los 40 años de edad.

En la autoexploración se deben detectar:

  • Cambios en la forma o textura de mamas, areolas o pezones
  • Engrosamiento de la piel o masas debajo de ella
  • Secreción del pezón
  • Hoyos o piel escamosa o hinchada

 

Fuentes:

Consenso Mexicano sobre diagnóstico y tratamiento del cáncer mamario. (2017). Consenso Mexicano sobre diagnóstico y tratamiento del cáncer mamario. Séptima revisión. Colima: ElSevier.

Instituto Mexicano del Seguro Social. (15 de julio de 2015). Cáncer de mama. Obtenido de Salud en línea: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/cancer-mama

Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2015). Estadísticas a propósito del… Día Mundial para la prevención del Suicidio (10 de septiembre)”. Aguascalientes: INEGI.

Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2018). Estadística a propósito del Día Mundial contra el Cáncer (4 de febrero). México: Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Organización Mundial de la Salud. (12 de septiembre de 2018). Cáncer. Obtenido de Notas descriptivas: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer

Organización Mundial de la Salud. (s.f.). Cáncer de mama: prevención y control. Obtenido de Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/

Organización Panamericana de la Salud. (2012). Detección Temprana: Fisiología de la mama y exploración clínica de las mamas. Organización Panamericana de la Salud.

¿Qué es el síndrome del Tunel del Carpo?

¿Qué es el síndrome del Tunel del Carpo?

 

El túnel carpiano es la zona angosta de la muñeca donde el nervio entra en la mano, cualquier inflamación en ésta puede pellizcar al nervio, generando sensación de hormigueo, entumecimiento o debilidad en la mano y dedos,  principalmente en el dedo pulgar, índice y medio, y en la parte radial del anular; dolor común, profundo y punzante que ocurre difusamente entre la mano, la muñeca y se irradia a parte del antebrazo.

Los factores de riesgo más frecuentes son la edad (entre 30 – 60 años), enfermedades metabólicas como diabetes mellitus, disfunción de la tiroides, artritis reumatoide y malas posiciones al dormir por la flexión de las muñecas. El sexo femenino es 5 veces más propenso que el masculino a padecer este síndrome.

Se le puede considerar una enfermedad del trabajo por movimientos repetitivos, sobre utilización, hiperflexión o hiperextensión de las muñecas; sobre todo en empleos como panaderos, meseros, en el sector de la construcción, con todos aquellos en los que se haga uso de una computadora, por el teclado y mouse. Puede presentarse durante el embarazo y concluye al término del mismo. También se asocia a personas con obesidad y tabaquismo.

Los estudios más frecuentes consisten en estimular el nervio con una sensación de electricidad, revisar la flexión de la muñeca por 60 segundos y hacer presión a nivel de la muñeca.

El diagnóstico se puede confundir con una tenosinovitis o inflamación por estenosis de los extensores del dedo pulgar o una compresión en el nervio cubital, y con el apoyo de estudios electromiográficos.

El tratamiento consiste en el uso de férulas de uso nocturno, la posición correcta al utilizar la computadora es apoyar la muñeca y el codo. Se prescribe el uso de analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos o infiltraciones con esteroides sin abusar de ellos.

En los casos muy avanzados se realiza una cirugía cuyo éxito es del 90 a 95% de efectividad.

Para prevenirlo es importante tomar descansos frecuentes en la mano, mejorar su postura, utilizar almohadillas y protectores para la muñeca.

 

Con información de la Dra. Francisca Vázquez Alonso, Médica Traumatóloga, Jefe del servicio de cirugía de mano en la Unidad de Alta Especialidad de Traumatología y Ortopedia de Lomas Verdes, profesor titular del curso de especialización en Ortopedia de la Facultad de Medicina, UNAM.

 

¿Qué es la osteoartrosis?

¿Qué es la osteoartrosis?

 

La rodilla es unión formada del fémur y la tibia, éstos tienen cartílago articular y meniscal en sus extremos que funcionan como amortiguador. Por delante se encuentran con un tercer hueso: la patela (antes llamada rótula) y la unión de varios músculos y ligamentos que le permiten realizar todos sus movimientos.

Esta articulación está cubierta por la membrana sinovial, encargada de producir el líquido que la nutre y lubrica.

La osteoartrosis (OA) o gonartrosis de rodilla es una destrucción del cartílago articular, además, presenta cambios en el hueso, deterioro de los tendones y ligamentos con varios grados de inflamación en la membrana sinovial. Es una de las principales causas de dolor articular y discapacidad de la población adulta.

Causas:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Lesiones articulares
  • Lesiones previas
  • Predisposición genética
  • Ocupación (Actividades que demanden gran movimiento y fuerza de esta articulación como en el caso de los levantadores de pesas, futbolistas, trabajadores que usan el martillo hidráulico, etc)
  • Mala postura de las rodillas (varus o valgus)
  • Patrones anormales al caminar

La rodilla afectada suele tener las siguientes características: Calor, inflamación, debilidad, rigidez, menor movilidad, deformación del hueso, disminución del espacio articular y derrames.

Medidas de prevención:

  • Control de peso, dieta saludable y ejercicio

La obesidad es uno de los factores de riesgo más importantes, influyentes de la OA de rodilla ¡Y es modificable!

Las personas obesas tienen un riesgo 4 a 10 veces mayor de desarrollar esta enfermedad porque la rodilla experimenta una carga igual a 4 veces el peso corporal con una sola pierna. Bajar de peso con una dieta balanceada favorece a la disminución de síntomas. Se debe iniciar un régimen de ejercicio al mismo tiempo para ayudar a mantener la pérdida de peso.

Tratamiento:

 
Un programa de ejercicios administrado por un fisioterapeuta tiene un efecto similar al alivio del dolor proporcionado por algunos medicamentos.

  • Higiene de Rodilla para evitar posturas y movimientos que “forzan” la articulación de la rodilla.
  • Ejercicio Terapéutico. De preferencia contar con una prescripción adecuada de la intensidad y frecuencia del ejercicio.
  • Terapia Manual: Técnicas que permitirán disminuir el dolor, aumentar espacio articular y mejorar el movimiento.
  • Vendaje Funcional para alineación de la rodilla y vendaje neuromuscular

 

  • Uso de agentes físicos como: ultrasonido, láser terapéutico, hidroterapia, crioterapia y termoterapia (Terapia con frío o con calor)

 

Colaboración de las pasantes de la licenciatura en fisioterapia: Claudia Ivonne García Dávila y Paola García González.

Revisión: LFT. Yosimar Cruz Flores.

 

FUENTES
1.        Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de Rehabilitación en el Paciente Adulto con Osteoartrosis de Rodilla en los Tres Niveles de Atención, México: Secretaría de Salud; 25 de septiembre 2014
2.        Ibarra, J., Fernández, M.,Vergara,D.& Beltrán,E.. (2015,febrero). Efectividad de los agentes físicos en el tratamiento del dolor en la artrosis de rodilla: una revisión sistemática. Scielo, 37 no.1, p.3-12.
3.        Rodríguez Grande EI, Ramírez Ramírez LC. Uso del ultrasonido terapéutico pulsado en el tratamiento de personas con osteoartritis de rodilla. RevUnivInd Santander Salud. 2015; 47(3): 337-348.DOI: http://dx.doi.org/10.18273/revsal.v47n3-2015010

Linfoma

Linfoma

Diagnóstico oportuno, clave en la remisión del linfoma


Cien años de SoledadCrónicas de una muerte anunciada El amor en los tiempos del cólera, son algunas de las obras literarias escritas por Gabriel García Márquez, quien, en 1999, fue diagnosticado con linfoma, un tipo de cáncer que puede atacar cualquier órgano del cuerpo humano, sin embargo, el sistema linfático es el más afectado pues es su sitio de impacto.

De acuerdo con la doctora Nidia Paulina Zapata Canto, profesora de pregrado de Hematología en la UNAM y de posgrado en el Instituto Nacional de Cancerología, “el linfoma es una enfermedad que proviene de las células de la sangre, de la médula ósea, ésta puede sufrir mutaciones o alteraciones, que ocasionan que los linfocitos pierdan la capacidad de morirse y se dividen en células hijas con las mismas características”.

Su diagnóstico no es sencillo, pues es una enfermedad con señales que pueden confundirse. “A veces se presenta de forma asintomática, o sus síntomas son muy inespecíficos, como sudoración extrema, fiebre y pérdida de peso; sin embargo, en ocasiones causa crecimiento de las cadenas ganglionares en diferentes regiones del cuerpo como cuello o axila, crecimiento del hígado o el bazo, y manchas o placas en la piel. Nosotros de manera normal tenemos ganglios linfáticos que durante una infección pueden crecer y ser dolorosos, pero cuando cede el proceso infeccioso, regresan a su tamaño normal. Lo patológico es cuando ese ganglio sigue creciendo y no produce dolor”.

La especialista refiere que un paciente puede tardar meses en ser diagnosticado; pues la única manera de hacerlo es mediante una biopsia del ganglio completo, o del sitio afectado, para conocer qué estirpe de linfoma se padece; principalmente son clasificados en Hodgkin y no Hodgkin, aunque existen diversos subtipos.

La identificación precisa del tipo de linfoma es fundamental para determinar el tratamiento, ya sea mediante quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia o trasplante de células madre.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en México los linfomas se encuentran entre los 10 tumores más frecuentes; sin embargo, las cifras de los pacientes que vencen la enfermedad es alta, y en muchos casos alcanzan hasta más de 10 años de supervivencia, en el caso del escritor colombiano fueron casi 15, pues García Márquez falleció en 2014.

 “Es importante hacer un diagnóstico oportuno, porque eso también impacta en la supervivencia de la persona. En este caso, las tasas de remisiones y curación pueden ir de un 60 a un 80 por ciento”, mencionó la académica.

Por ello, este 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial de Concientización sobre el Linfoma. Fue instaurado por Lymphoma Coalition hace 14 años, con la intención de incrementar el conocimiento sobre esta enfermedad y así contribuir a reconocer los síntomas para un diagnóstico temprano.

Nota: Samedi Aguirre