¿Qué es un virus?

¿Qué es un virus?

Un virus es un parásito intracelular obligado, que depende de la maquinaria celular para poderse replicar y producir nuevos virus. Tienen diversas características del genoma, que les permite ser clasificados y estudiados. Por ejemplo, los virus contienen genomas de DNA o de RNA, con una simple cadena o doble y este puede ser lineal o circular, estar o no segmentado entre otras características. 

Los virus tienen propiedades dinámicas, por lo que podríamos considéralos como entidades enigmáticas que están en los límites de lo vivo (cuando están en una célula huésped) y lo inanimado (cuando están fuera), es decir, necesitan de otro organismo para replicarse y producir nuevas partículas virales. De hecho, existen grandes controversias de si un virus puede ser considerado un ser vivo o no. 

En los últimos años la investigación en la virología ha permitido comprender algunos aspectos importantes de la evolución biológica. Se sugiere que su evolución ha sido un proceso paralelo con el de las células que infectan. Han habitado el mundo desde sus inicios y tienen un papel muy importante para el planeta, su clima y la vida en él. Por ejemplo, algunos virus marinos matan a su huésped y contribuyen así al ciclo del carbón. 

Se encuentran en todos los ecosistemas y tienen un papel central en la evolución de la vida en la tierra, intercambiando material genético, como en la invención del DNA y algunas proteínas y enzimas que intervienen en éste y los mecanismos de su replicación.

La entrada de los virus a las células huésped, depende de un reconocimiento específico por medio de algunas proteínas de la superficie viral con moléculas (receptores celulares) en su célula blanco. 

En el caso de los Coronavirus, como el virus SARS-CoV-2 de la pandemia COVID-2019, tienen una envoltura que son de ácidos grasos. Los jabones y desinfectantes logran degradar las grasas, de manera que inactivan al virus, ya que necesita esta membrana para poder ingresar a sus células huésped. 

La creación de las vacunas ha permitido que se puedan controlar o incluso erradicar enfermedades virales, como es el caso de la viruela. Al recibir una vacuna, se genera inmunidad para protegernos de una infección viral.

Actualmente tenemos vacunas efectivas y seguras como la de poliomielitis, la triple viral, contra varicela, rotavirus, hepatitis A y B, contra algunos subtipos del papiloma humano, la rabia, fiebre amarilla, dengue y contra la influenza. Además, existen fármacos que ayudan a interrumpir el ciclo de su replicación, como aquellos que son empleados para tratar a las personas infectadas con VIH, Influenza, Herpes, entre los más importantes. 

En general, al replicarse los virus incorporan algunas mutaciones, pero aquellos que tienen genomas de RNA tienen una alta frecuencia de mutaciones. No obstante, existen algunos mecanismos por lo que algunos de ellos no incorporan todas estas mutaciones (como el virus de sarampión), otros como los coronavirus han incorporado mecanismos de reparación, pues contienen genomas muy grandes y les permite conservar sus genomas con menos variación. Sin embrago, algunos virus presentan una importante variación antigénica al replicarse, por estos cambios en los antígenos de la superficie viral, como es el caso de la influenza, lo cual conlleva a tener que vacunarnos cada año para generar la inmunidad contra los antígenos que han cambiado durante este tiempo, también los virus de VIH presentan una variación antigénica importante en algunos de sus antígenos, lo que ha dificultado la elaboración de una vacuna efectiva, entre otras cosas más.

Si aprendemos la lección obtenida con el virus de la viruela, que con campañas de vacunación eficientes se logro erradicar, podemos lograrlo con otros virus. Se espera que pronto se logre encontrar una vacuna eficaz que nos permita controlar la pandemia del COVID-19. 

Con información de la Doctora Gabriela García Pérez, jefa del Laboratorio de Microbiología Molecular, Departamento de Microbiología y Parasitología de la UNAM

.

.

.

El tabaquismo aumenta el riesgo de contraer COVID-19

El tabaquismo aumenta el riesgo de contraer COVID-19

El 31 de mayo se conmemora el Día Internacional sin tabaco como una forma de generar conciencia en torno a las consecuencias que puede tener su consumo. 

El tabaquismo es una enfermedad que puede ser factor de riesgo en otros padecimientos, a pesar de afectar principalmente el sistema respiratorio. Cada año mueren 8 millones de personas como consecuencias de las enfermedades ocasionadas por este padecimiento, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2019.

El tabaquismo y la COVID-19 podrían ser consideradas como las dos pandemias del siglo XXI, ya que en el mundo hay mil 100 millones de consumidores de tabaco, mientras que, en 6 meses ha habido casi 5 millones de casos de COVID-19. 

Fumar implica tener mayor probabilidad de contraer SARS-CoV-2 y de tener un pronóstico menos alentador, ya que debilita el sistema inmune y nos hace más propensos a padecer alguna enfermedad como las ocasionadas por los coronavirus

Tanto el uso de cigarro convencional como del electrónico, implica un riesgo más grande de ser contagiado en la actual pandemia, ya que el humo del tabaco y el aerosol de los vapeadores puede transportar el virus.

Con información de la Dra. Guadalupe Ponciano, Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo, Departamento de Salud Pública, UNAM.

.

.

.

¿Qué es el Reflujo Gastroesofágico?

¿Qué es el Reflujo Gastroesofágico?

 

En México nuestra dieta suele basarse en picante y algunas grasas, muchas personas llegan a presentar ‘agruras’ por esta situación, pero ¿te has preguntado realmente cómo es que ocurre este padecimiento y las complicaciones que puede llegar a generar?

El recorrido normal del alimento comienza en la boca, pasando por la faringe, el esófago y llegando al estómago donde es impregnado por una gran cantidad de ácido gástrico, como parte del proceso de digestión.

El reflujo es el retorno de esos alimentos, a veces es asintomático sin generar molestias y en otras ocasiones provoca síntomas como pirosis, a lo que comúnmente se le dice agruras y se manifiesta como una sensación de acidez; la regurgitación en el que si se experimenta un regreso con contenido alimentario dando pie a la rumiación en algunos pacientes, que mastican este contenido y lo vuelven a tragar.

¿Por qué se da el reflujo?

Las causas dependerán de si se trata de un bebé o niño pequeño, o de un adulto.

Las dos terceras partes de los recién nacidos pueden experimentar reflujo y el regreso del contenido de su estomago se manifiesta como vómito, sin embargo, en varios casos es completamente normal. En algunos niños mayores dependerá del tipo de alimentación al igual que en los adultos, si existe una hernia, o el problema de un esófago más corto que no se formó bien o alguna otra alteración del tracto digestivo.

Además, en éstos últimos también pueden asociarse otros factores de riesgo como la obesidad, pacientes con cirugías, en pacientes embarazadas, la presión que genera el abdomen abultado puede presionar el estómago y generar el regreso del contenido alimentario.

 

¿Cómo ocurre?

Nuestro sistema digestivo cuenta con un esfínter llamado Cardias que es un músculo en forma de aro y como una especie de válvula que permite el paso de los alimentos al estómago y se cierra para evitar que éstos se devuelvan, la fuerza con la que se cierra puede verse afectada por alimentos a los que el paciente sea intolerante, le provoquen irritación o que coma en exceso, como el picante, las grasas, la canela, menta, entre otros; al verse afectada la fuerza de este esfínter, puede haber pirosis o regurgitación.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Algunas veces el paciente refiere acidez, dolor y algunos otros síntomas atípicos como tos por la misma acidez, lo que suele confundirse con infecciones respiratorias y en estos casos el uso de antibióticos puede empeorar el cuadro clínico, ya que el estomago resulta más irritado por estas sustancias. En otras ocasiones, el paciente puede experimentar reflujo cuando está dormido, la cantidad de ácido que regresa puede pasar a las vías respiratorias y al pulmón, generando a la larga quemaduras en el tejido pulmonar generando fibrosis o tos con flemas sin otra causa aparente.

La infección por Helicobacter Pylori puede provocar un exceso de ácidos en el estómago y disminución en la fuerza del esfínter Cardias, asociándose también al cáncer gástrico.

La acidez constante o crónica también puede generar quemaduras en el esófago que al cicatrizar van cerrando el espacio por el que pasan los alimentos, con lo cual en algunas ocasiones pueden quedarse atorados; además de desarrollar células cancerígenas en él.

El diagnóstico se realiza principalmente con la historia clínica y una endoscopía, con la que se revisa la fuerza del esfínter, la longitud del esófago y la posible existencia de complicaciones como quemaduras, úlceras y cicatrizaciones. De esta manera se puede tener la certeza del problema preciso para poder tratarlo.

Muy a menudo los pacientes suelen evadir la visita al médico y se auto medican con antiácidos, sin embargo, el estómago debe tener cierto grado de acidez constante; el abuso de estos medicamentos altera y disminuye ese grado, incrementando el riesgo de padecer cáncer gástrico. Además, algunos de ellos interfieren con la absorción de calcio, lo que también puede favorecer o empeorar un problema de osteoporosis.

 

Con información de la Dra. Elsa Aburto Mejía, Médica Internista, Profesora Titular del Departamento de Embriología y Ganética de la Facultad de Medicina, UNAM.

REHIDRATACIÓN DE CUERPOS

REHIDRATACIÓN DE CUERPOS

 

 

La Facultad de Medicina de la UNAM, creó un nuevo método para rehidratar cuerpos momificados o que se encuentran en mal estado.

Este descubrimiento fue gracias a la investigación y experimentación que a lo largo de la última década se ha llevado a cabo en el Departamento de Innovación en Material Biológico Humano a cargo del Dr. Diego Pineda Martínez quien explica que “la restauración es un proceso muy antiguo que se lleva a cabo sobre todo en escuelas de América Latina que tienen difícil acceso a piezas anatómicas o que las que tienen están deterioradas por el tiempo, las condiciones ambientales o simplemente por la manipulación del trabajo cotidiano”.

Los procesos de restauración y la rehidratación no son nuevos, sin embargo fue a partir del 2016 y principios del 2017 cuando se realizaban técnicas de restauración en piezas anatómicas que tienen un alto valor por ser partes de seres humanos, muchas de las cuales están contaminadas por hongos o tienen un mal proceso de conservación y que no se pueden utilizar ni para docencia ni para investigación; sin embargo gracias al procedimiento de rehidratación pueden ser restauradas bajo ciertas sustancias, permitiendo una mayor flexibilidad para ser manipuladas y estudiadas.

Hasta ahora las pruebas se han enfocado en fetos en estado de momificación, los cuales debido a su condición se encuentran en un estado muy rígido en el que resulta imposible obtener una huella dactilar y por supuesto muchos rasgos se pierden para su identificación.

Gracias a la rehidratación de cuerpos no sólo la docencia y la investigación se ven beneficiados, ya sea en las licenciaturas de Médico Cirujano como en la de Ciencias Forenses, sino también el sistema de administración e impartición de justicia al ayudar a la identificación de personas.

“En nuestro país es un problema nacional la identificación humana y esto es un aporte importantísimo a la identificación de cuerpos, ya que a través de rehidratación se pueden obtener huellas dactilares, marcas de tatuajes, cicatrices que antes no se podían observar y que ahora pueden salir a la luz gracias a este proceso”.

El proyecto se encuentra en etapa de patentar las sustancias que han dado óptimos resultados

y la segunda fase busca pasar de lo macroscópico a lo microscópico, es decir, ver si es posible encontrar ADN o alguna otra sustancia que pueda llevar a una mejor identificación de los cuerpos.

Con información del Dr. Diego Pineda Martínez, Jefe del Departamento de Innovación en Material Biológico Humano, Facultad de Medicina UNAM.

Lavado de Manos vs. Coronavirus…

Lavado de Manos vs. Coronavirus…

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCPEEU), en inglés Center for Desease Control and Prevention (CDC), que son una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos cuyas funciones son desarrollar y aplicar medidas de prevención y control de enfermedades, salud ambiental y actividades de educación y promoción de la salud, mencionan que la principal medida de acción para evitar las infecciones por el nuevo coronavirus COVID-19 es el correcto lavado de manos, cuya duración debe ser de 20 segundos con agua corriente y jabón.

¿Por qué el lavado de manos?

En nuestras manos se acumula suciedad y grasa, características básicas y necesarias para que los microorganismos patógenos se desarrollen activamente, en lo particular, la estructura de este nuevo coronavirus tiene una cubierta a base de lípidos, volviéndose susceptible al lavado de manos con agua y jabón, así como a las soluciones cuya composición contiene más del 60% de alcohol como en el caso del “gel antibacterial”, de esta manera se rompe esta cubierta del virus, manteniéndonos seguros y evitando su estado infeccioso.

Es importante señalar que el gel no sustituye al agua con jabón, es solo una alternativa en aquellos casos en los que no encontramos un lugar inmediato donde podamos lavarnos las manos, sin embargo, debemos recurrir al lavado de manos en cuanto sea posible y con gran frecuencia.

¿Cuál es el procedimiento correcto para lavarse las manos?

  1. Lo primero es quitarse accesorios como anillos o pulseras que, además, por lo general, siempre están en contacto con áreas comunes.
  2. Como segundo paso se deben humedecer las manos y hacer bastante espuma para frotar las palmas de las manos, así eliminamos toda suciedad y grasa.
  3. El tercer paso consiste en frotar el dorso de las manos, poniendo especial atención a tallar las áreas que se encuentran entre los dedos.
  4. El siguiente paso a seguir es juntar las yemas de los cinco dedos de una mano para frotar las uñas en la palma de la mano contraria.
  5. El último paso es secarse con una toalla de papel limpia y seca, hacer uso de un secador electrónico o simplemente dejar que el aire común seque tus manos.

Este mismo procedimiento se debe realizar en caso de utilizar alcohol en gel.

¿Cómo saber si lo estoy haciendo por 20 segundos?

Una propuesta interesante de la Organización Panamericana de Salud es cantar mentalmente la canción común de “Feliz cumpleaños” dos veces, que aproximadamente dura este tiempo.

Otras medidas importantes de prevención son limpiar constantemente el área de trabajo, objetos de uso común como celulares, mantener distancia de otras personas y evitar el contacto físico, así como los eventos conglomerados.

Con información del Dr. Omar Carrasco, Jefe del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina, UNAM.

Parálisis Facial

Parálisis Facial

 

 

¿Qué es una parálisis facial?

 

Es una debilidad de los músculos de la cara, que puede presentarse, en ambos lados de ésta, sólo la mitad o únicamente de la nariz hacia abajo.

Existen varias causas que la desencadenan, por ejemplo, inflamación de los nervios faciales, por infecciones virales como el Herpes; otra podría ser el síndrome de Guillen Barré, entre muchas otras.

Cuando ocurre un accidente cerebrovascular, la parálisis se presenta de manera abrupta. Si alguno de los hemisferios cerebrales se daña, manda información de movilidad solo a los músculos de la parte superior de la cara y entonces la parte inferior manifiesta parálisis. A menos que se dañe el núcleo del nervio facial, la parálisis se extiende tanto en la parte superior como inferior de un lado de la cara. Si los núcleos de ambos nervios faciales se dañan, entonces se manifiesta una parálisis completa.

El estrés sólo es un factor que puede disparar el fenómeno en las personas con riesgo a padecerla, sin embargo, no es una causa directa.

No se ha demostrado que los cambios de temperatura, como el hecho de salir de un congelador y pasar a un lugar con calor, sean causa de parálisis facial.

Se puede presentar un poco de dolor en el oído porque el nervio tiene una rama sensitiva que va del oído, al igual, puede provocar alteración en la percepción de los sabores.

El tratamiento se basa en la rehabilitación cuando no es desencadenada por otro problema de salud, como tumores, enfermedad autoinmune o diabetes; los pacientes que padecen esta última enfermedad tienen riesgo especial para presentar lesión de los nervios, incluyendo el facial. Si fuera por alguna de estas causas, se deben tratar o de lo contrario no mejorarán los síntomas.

La terapia de rehabilitación consiste en estimular la movilidad de los músculos y la apariencia con ayuda de diversas técnicas, por ejemplo, masaje, aplicación local de calor y estimulación eléctrica, entre otras.

El tiempo de recuperación varía desde algunas semanas a meses, dependerá de la severidad de la lesión del nervio afectado. En algunos casos sí es posible recuperar la movilidad y la apariencia, en otros no.

La efectividad del diagnóstico y de la rehabilitación o tratamiento también dependerán de la rapidez con que se acuda al médico en caso de presentarla. En la mayoría de los casos se tiene una buena solución.

 

 

Con información del Dr. Noel Isaías Plascencia Álvarez, Médico Neurólogo, Profesor Adjunto del Curso de Posgrado en Neurología en el Centro Médico “20 de noviembre”, ISSSTE.