Enfermedades trasmitidas por vectores

Enfermedades trasmitidas por vectores

Se le llama vectores a los organismos vivos que pueden transmitir enfermedades infecciosas entre personas, o de animales a personas; en su mayoría, se trata de insectos que ingieren sangre portando parásitos, virus y bacterias.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades transmitidas por vectores representan más del 17% de todas las enfermedades infecciosas, y provocan cada año más de 700 000 defunciones.

Las principales zonas que se ven afectadas son las tropicales y subtropicales de escasos recursos. Sin embargo, más del 80% de la población mundial corre el riesgo de contraer al menos una enfermedad de transmisión vectorial (y más del 50% de contraer dos o más) 1

 

1 Golding, N, Wilson, AL, Moyes, CL et al. Integrating vector control across diseases. BMC Med. 2015; 13: 249

 

 

¿Van Gogh padecía Xantopsia?

¿Van Gogh padecía Xantopsia?

Vincent Willem van Gogh fue un pintor originario de los Países Bajos del siglo XIX, considerado uno de los grandes maestros de la historia del arte. 

Entre sus más de 900 pinturas, la paleta de amarillos fue la que más utilizó, ¿pero en realidad era este color el que mejor manifestaba sus emociones? o ¿fue un padecimiento como la Xantopsia, el que le hacía percibir la realidad de este color?

Aunque no se sabe con certeza si Van Gogh la tuvo o no, sus cuadros resultan ser una excelente forma de ilustrar el mundo de las personas que la padecen.  

La Xantopsia es el nombre con el que se denomina al fenómeno por el que una persona comienza a ver todo en tintes amarillos.

Se le conoce desde hace más de 2,000 años, los romanos hablaban de ella, aunque la trataban casi como sinónimo de enfermedad mental.

Es un tipo de cromatopsia, es decir, un trastorno de la visión que hace que se perciba la realidad en un solo color. No constituye una enfermedad en sí misma, solamente es un síntoma que puede tener varios orígenes.

Entre las causas las más frecuente son efectos secundarios de algunos fármacos como los digitálicos, otras pueden ser cataratas o ictericia.

Estas personas además de ver al color blanco más amarillento, verán a los azules en un tono mucho más verdoso.

Al interrumpir el uso del digitálico, o al curar la enfermedad que esté provocando la xantopsia, dicha alteración desaparece.

Bibliografía

 

 

 

 

 

¿Qué son los baños de contraste?

¿Qué son los baños de contraste?

 

Se trata de una terapia que se utiliza, principalmente en las extremidades del cuerpo, para la rehabilitación de algunas lesiones musculares y traumatismos. Consiste en la aplicación de manera alterna de baños de agua caliente y fría, únicamente en la zona lesionada.

La diferencia de temperatura producirá vasodilatación y vasoconstricción que estimulará la circulación sanguínea local, lo cual mejorará la circulación sanguínea y oxigenación de los tejidos.

Para su aplicación, primero se sumerge en agua caliente o templada (37°-39°C) de 5 a 7 min y después en agua fría o fresca (15°-20°C) de 15 a 20 seg. Se repite el proceso una o varias veces en sesiones de 20 minutos aproximadamente.

Bibliografía:

  1. Martín J. (2008) Agentes Físicos Terapéuticos. La Habana. Editorial Ciencias Médicas.
  2. Cochrane J. (2004) Alternating hot and cold water inmersion for athlete recovery a review. Physical Therapy in Sport 5, 26-32.
  3. Fisucus K, Kaminski T., Power M. (2005) Changes in lower-leg blood flow during warm-cold and contrast water therapy. Arch Phys Med Rehabil (86) 1-7.

Con información de: Mtro. Igor Salinas Sánchez; L.Ft. Samantha Zurita Martínez; P.Ft. Xochiquetzal Tejada Castellanos

 

 

 

Sangre de gladiador

Sangre de gladiador

 

En la Antigua Roma era común que los empleados de los gimnasios recogieran la sangre, el sudor y los aceites que se quitaban de la piel los atletas y gladiadores romanos, para guardarlos y venderlos después. Pero, ¿por qué?

Se tenía la creencia de que si un hombre epiléptico bebía la sangre caliente de un gladiador recién muerto, se curaría de su enfermedad.

Incluso se sabe que Julio César (militar y político Romano) a veces sufría ataques de algo parecido a una epilepsia, enfermedad considerada entonces divina y muy característica de grandes hombres, que tenía como causa la irrupción de un dios en el cuerpo de la víctima.

Actualmente se sabe que una crisis epiléptica es un evento transitorio con presencia de signos y síntomas secundarios a una actividad neuronal anormal excesiva y sincrónica. Una única crisis epiléptica o recurrente debida a factores corregibles o evitables no es necesariamente una epilepsia. (Crisis epiléptica por fiebre o hipoglucemia).

En la actualidad, gracias a la ciencia, sabemos que tomar la sangre de un valeroso gladiador caído en combate no tendría una repercusión directa  en el tratamiento y por ende curar la epilepsia, contando con una amplia cantidad de fármacos y terapias para controlar la enfermedad.

Sin embargo, esto no era algo exclusivo de epilépticos sino que podía verse a gente comprando en un stand la sangre aún caliente de un glorioso gladiador vencedor en combate para así tener más salud y suerte, o a las mujeres pagar gran suma de dinero para pasar una noche con ese valeroso guerrero, con la condición de que no se duchara después de la lucha y poder recoger su sudor con el fin de elaborar cremas corporales.

Y si el sudor no era suficiente para sus fines y al igual que existen trasplantes hepáticos en la actualidad, a ese gladiador vencido sobre la arena también se le extraía el hígado en trocitos para otros usos terapéuticos…

  1. Mckeown J.C. Gabinete de curiosidades romanas: Relatos extraños y hechos sorprendentes (Tiempo de Historia). Ed Critica. 2011.P 336
  2. Hughes J. Dictator Perpetuus: Julius Caesar—Did he have seizures? If so, what was the etiology? Volume 5, Issue 5, October 2004, Pages 756-764
  3. Vo.Bo. Dr. Gabino Sánchez Rosales, Coordinador de Investigación del Departamento de Historia y Filosofía de la Facultad de Medicina

 

 

Transtorno de Bipolaridad

Transtorno de Bipolaridad

 

Se trata de una afección mental donde de ven afectadas las emociones y el humor de las personas que lo padecen, se presentan cambios inusuales en el estado de ánimo y la conducta. Se caracteriza por la presencia de episodios que van de la exaltación (manía) a la disminución (depresión) de su actividad.

Con frecuencia se presentan de los 16 a los 24 años, y por lo general la enfermedad dura toda la vida, afectando por igual a hombres y mujeres.

Los signos y síntomas que se presentan son diferentes durante el episodio de manía y el de depresión.

         Manía: inquietud, sentimientos de grandiosidad, irritabilidad, lenguaje rápido, pensamiento acelerado, distracción fácil, disminución de la necesidad para dormir, compras excesivas, hiperactividad sexual, abuso del consumo de drogas, optimismo excesivo.

         Depresión: sentimientos de desesperanza, de culpa, pérdida de interés en actividades cotidianas, disminución de la energía y de la capacidad de experimentar placer, lentitud motora, disminución de la memoria, dolores crónicos, necesidad de dormir mucho, ideas de muerte o de suicidio.

 

Bibliografía: