De qué murió Einstein y cómo robaron su cerebro…

De qué murió Einstein y cómo robaron su cerebro…

Albert Einstein es uno de los personajes más reconocidos en la historia. Por varias generaciones el físico alemán ha sido inspiración de otras mentes creativas por sus grandes aportaciones a la ciencia del siglo XX.

En abril de 1955, a los 76 años de edad, el autor de la Teoría de la Relatividad General falleció víctima de una hemorragia interna, provocada por la ruptura de un aneurisma aórtico abdominal, pero ¿qué es eso?

Nuestro cuerpo está lleno de conductos por los cuales pasa la sangre que bombea el corazón, estos se llaman “vasos sanguíneos”. Las venas y arterias son ejemplos de ello. Un aneurisma sucede cuando estos conductos pierden fuerza en sus paredes y, con el flujo de la sangre, se ensanchan cada vez más.

La aorta es una arteria y uno de los vasos sanguíneos más importantes. Nace del corazón, recorre el tórax y abdomen. Normalmente mide de 1.8 a 2 centímetros, pero en un aneurisma se extiende a más de 3 centímetros.

Cuando ocurre no presenta síntomas, de hecho, quien lo padece puede no enterarse hasta que se lo detecta un médico durante una exploración física. Mediante una radiografía, un ultrasonido o una tomografía, se puede diagnosticar el problema.

Como el aneurisma va creciendo poco a poco (y puede reventarse, como le pasó a Einstein), debe estar bajo vigilancia médica y sujeto a tratamiento. Cuando alcanza los 5 centímetros o más debe someterse a cirugía.

Ésta última hubiera sido una buena opción para el científico, sin embargo, rechazó ser operado. “Quiero irme cuando quiero. Es de mal gusto prolongar artificialmente la vida. He hecho mi parte, es hora de irse. Yo lo haré con elegancia”, dijo. Dos días después murió en el hospital de Princeton, dejando un legado que cambió al mundo.

El genio quiso tener un funeral modesto. De acuerdo con el libro “Paseando con Mr. Albert: un viaje a través de EE.UU. con el cerebro de Einstein”, de Michael Paternini, eligió ser incinerado para evitar que su tumba se convirtiera en un lugar de veneración. Sólo sus familiares cercanos acudieron a la cremación del cuerpo, aunque una parte de él no fue incinerada: su cerebro.

El patólogo Thomas Stoltz Harvey, quien realizó la autopsia, extrajo el órgano con el fin de conservarlo para que la ciencia del futuro pudiera descifrar la genialidad de Einstein. Así que lo mantuvo oculto durante varias décadas, hasta que finalmente lo devolvió a los laboratorios de Princeton, cuando tenía más de 80 años.

Hasta ahora uno de los descubrimientos relevantes que se han hecho sobre el cerebro de Einstein es que algunas partes de su hemisferio izquierdo, las relacionadas con las matemáticas, son más grandes de lo normal.

 

 

Con información del Dr. Erich Carlos Velasco Ortega / Subcomité Académico de Angiología, División de Estudios de Posgrado. Facultad de Medicina UNAM

 

 

 

 

5 preguntas que deberías hacerte si todos los días usas el “mouse”

5 preguntas que deberías hacerte si todos los días usas el “mouse”

 

En un estilo de vida “Godinez” es inevitable que el uso de la tecnología se aleje de nuestra vida. Utilizar una computadora es un básico de las oficinas, y el uso del mouse va implícito en esta tarea. Sin embargo, ¿te has preguntado si este hábito podría traer alguna consecuencia en tu salud? Decidimos buscar información con respecto a esta actividad y el doctor Alejandro Parodi Carbajal, director de Posgrado, Investigación y Epidemiología de la Universidad Teletón nos dio respuesta a seis preguntas entorno a este tema.

1. ¿Cómo afecta el uso excesivo del mouse a la mano?

Cada persona tiene diferentes formas de uso del mouse de su computadora, sin embargo, en muchas ocasiones no se usa de manera adecuada de acuerdo con la ergonomía del dispositivo. Esto inevitablemente les provocará lesiones en articulaciones, particularmente en pulgares, en tendones de los músculos de muñeca y dedos, así como en estructuras de nervios periféricos como del nervio mediano.

2. ¿Cómo afecta al movimiento?

Dependerá del tipo de lesión, sobre todo en los movimientos de flexión y extensión de muñeca y dedos, más hacia los movimientos del pulgar. Si es una tendinitis, disminuirá el uso del músculo correspondiente por dolor. Si es síndrome del túnel carpiano, habrá dolor en muñeca y mano, además habrá disminución de la fuerza de los músculos que inerva el nervio mediano. También existe la posibilidad de lesionarse la columna vertebral, hombros y codos.

3. ¿Qué lesiones se pueden presentar por el uso de smartphones?

Son lesiones similares a las referidas para la computadora. La postura y el tiempo de uso son determinantes que sucedan.

4. ¿El uso de mousepad podría afectar al cuerpo?

Sí. Todo depende del conocimiento de la educación postural que cada uno de los usuarios de los dispositivos móviles y computadoras tenga.

5. ¿Cuánto es el tiempo máximo recomendado de uso de estas herramientas sin que causen daño?

En una postura alineada, que es la adecuada para el uso de los equipos, sin que se generen cargas excesivas desde columna vertebral a la mano, deben ser menos de dos horas o puede haber segmentos de 15 minutos de descanso. Todo depende de las condiciones de salud de cada usuario. La educación postural se necesita en todas nuestras actividades, previene los síndromes dolorosos que día a día ocurren y se hacen crónicos. Es conveniente se lleve a cabo su difusión, ya que, con acciones mínimas, sin costo, se previenen así situaciones que pueden generar discapacidad y tratamientos complejos incluyendo cirugías.

 

 

Con información del Dr. Alejandro Parodi Carbajal / Director de Posgrado, Investigación y Epidemiología de la Universidad Teletón.

 

Mucormicosis: enfermedad que resulta fatal en unas horas

Mucormicosis: enfermedad que resulta fatal en unas horas

Existe una enfermedad letal que se presenta en pacientes inmunodeficientes, es decir, aquellos que cuentan con un sistema inmune dañado por enfermedades como la diabetes, el VIH o la tuberculosis. Su nombre es mucormicosis y es una enfermedad infecciosa causada por hongos del tipo Rhizopus, Rhizomucor y Mucor, que se encuentra comúnmente en la tierra y la vegetación en descomposición.

Actualmente, México es el país con más casos de mucormicosis en el mundo. Aunque existen varias formas de presentación, la más común es la mucormicosis rinocerebral, que aparece en la región central del rostro y puede extenderse hacia el cerebro de manera sumamente rápida, lo cual ocasiona que el paciente muera en cuestión de días o incluso horas. Por ello, es importante realizar un diagnóstico oportuno, correcto y que tenga el tratamiento adecuado.

Generalmente, la mucormicosis afecta más intensamente una mitad de la cara, sin embargo, en algunos casos es difícil distinguir de qué lado inició la enfermedad.

¿Cómo inicia?

El primer indicio es la aparición de una región necrótica o “muerta” de coloración negra, que habitualmente se localiza en la nariz y el paladar. Esta afección provoca dolor, fiebre, inflamación y escurrimiento nasal con pus y  mal olor. Por su parte, los ojos se inflaman y sobresalen. Si evoluciona sin tratamiento puede llegar a infectar los hemisferios cerebrales, dando síntomas neurológicos como dolor de cabeza y alteraciones de la conducta.

Una vez que se realiza el diagnostico, lo primero que se debe hacer es corregir la causa que lo provoca, es decir, corregir la glucemia (cantidad de azúcar en sangre) en caso de diabéticos, ajustar o iniciar medicamento para leucemias, VIH, etcétera. El siguiente paso es la administración de medicamentos contra el hongo (antimicóticos) vía intravenosa de manera intensiva para frenar el avance de la enfermedad y que se extienda. En algunos casos, se precisa remoción quirúrgica de la zona necrótica o muerta.

 

Algunas complicaciones…

Al ser una enfermedad invasiva, puede dejar secuelas como desfiguración, ceguera, daño neurológico permanente y en el peor de los casos, la muerte.

 

Con información del Dr. Alexandro Bonifaz Trujillo / Departamento de Micología del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”